ESTILO DE VIDA Y TENDENCIAS

Estos son los 5 tipos de secreción vaginal más comunes y lo que significan en tu salud reproductiva

Date April 19, 2018 21:16

La secreción vaginal plantea muchas preguntas en las mujeres, sobre todo lo que es normal y lo que no. Justine Burris, ginecóloga especialista en obstetricia de la unidad de salud DesMoines en Estados Unidos, habla en profundidad sobre el flujo vaginal femenino, desde la secreción de los colores sanos hasta las preocupaciones que necesitan un viaje inmediato al médico.

Vchal  / Shutterstock.com

¿Qué significa la secreción vaginal?

La doctora Burris describe el flujo vaginal como el líquido liberado por las glándulas de la vagina y el cuello uterino. El fluido elimina del cuerpo las células muertas y las bacterias y ayuda a mantener limpia la vagina y previene el surgimiento de infecciones. Además, esta experta señala que el flujo vaginal normal varía en cantidad y color desde una secreción clara a otra blanca. Cabe destacar que esta secreción puede tener un ligero olor, aunque si ves que se trata de un olor fuerte, similar al del pescado, puedes estar en presencia de una infección.

Tolikoff Photography / Shutterstock.com

"Hay momentos en que las cantidades de flujo puede cambiar", dice Burris. También afirma que "dos o tres días después de que finaliza el período hay una secreción espesa y blanca. Unos días más tarde, la consistencia cambia para parecerse más a una mucosa. Antes de la ovulación, la secreción se vuelve clara y pegajosa y antes del próximo período, la secreción es espesa y blanca”.

Wavebreakmedia / Shutterstock.com

Mientras tanto, la descarga vaginal durante el embarazo es ligera, blanca y de olor suave. La cantidad de secreción también aumenta durante el embarazo; sin embargo, durante la premenopausia y la menopausia, el flujo disminuye debido a los bajos niveles de estrógeno.

Estas circunstancias pueden hacer que los niveles de estrógeno caigan, lo que a su vez provoca escasa o ninguna secreción vaginal:

Existen ocasiones en las que puede cambiar el tipo de secreción vaginal, tales como:

1.      medicamentos u hormonas utilizados en el tratamiento del cáncer de mama, la endometriosis, los fibromas o la infertilidad;

2.      cirugía para extirpar los ovarios;

3.      tratamiento de radiación en el área pélvica;

4.      quimioterapia;

5.      estrés severo, depresión o ejercicio intenso.


1. Secreción vaginal gruesa y blanca.

NAAN / Shutterstock.com

Si la secreción es espesa y blanca y está acompañada de otros síntomas como picazón, ardor e irritación, es probable que tengas una infección por hongos. La ausencia de estos síntomas podría considerarse un flujo normal.

2. Secreción vaginal amarilla.

Roselynne / Shutterstock.com

La secreción amarilla es una secreción anormal, ya que es un signo de una infección bacteriana o, peor aún, de una enfermedad de transmisión sexual.

3. Secreción vaginal marrón.

Chinnapong / Shutterstock.com

La secreción marrón puede ser causada por ciclos de períodos irregulares. Si sigue apareciendo un flujo marrón, debes programar una cita con tu ginecólogo, pues puede ser un signo de cáncer uterino o cervical. Además, durante la menopausia, la mujer no debe presentar ningún tipo de sangrado vaginal, lo que también podría ser un signo de cáncer uterino.

 

Quizá te interese: ¿Qué es la candidiasis vaginal? Estas son las causas, síntomas y tratamiento

 

4. Secreción vaginal verde.

Algirdas Gelazius / Shutterstock.com

Presentar un flujo vaginal verde no es normal, pues sin duda es un signo de infección bacteriana o alguna enfermedad de transmisión sexual. Cualquier mujer que vea que tiene flujo vaginal de color verde debe acudir inmediatamente a su ginecólogo.

Asimismo, la infección por hongos es causada por un crecimiento excesivo de estos microorganismos en el interior de la vagina. Los síntomas de la secreción de la infección por hongos incluyen una secreción espesa, blanca, junto con picazón, enrojecimiento, irritación y ardor. Es importante resaltar que, aproximadamente, 90% de las mujeres padece una infección por hongos en algún momento de su vida.

5. Secreción vaginal acuosa.

Emily frost / Shutterstock.com

La secreción líquida podría indicar una infección por herpes, causada por heridas abiertas dentro de la vagina. Entre los síntomas se puede sentir un cierto tipo de incomodidad y notar más secreción de lo normal.

RossHelen / Shutterstock.com

Mantente al tanto de los cambios normales y anormales en tu flujo vaginal, pues esto te permitirá identificar infecciones y otros problemas en tu preciada zona íntima. Sin duda alguna, ante cualquier cambio anormal, es importante visitar tu ginecólogo para que te pueda dar la atención apropiada al problema que padeces.

Quizá te interese: 7 Mitos falsos y verdaderos acerca de las características de las partes íntimas de la mujer


Este artículo es netamente con fines informativos. No se automedique y siempre consulte a un profesional de la salud certificado antes de usar cualquier información presentada en el artículo. El consejo editorial no garantiza ningún resultado y no se hace responsable de los daños que puedan derivarse del uso de la información indicada en el artículo.