ESTILO DE VIDA Y TENDENCIAS

Camila Paz: La anorexia la puso al borde de la muerte y hoy quiere enviar un mensaje de alerta

Date July 6, 2018 17:07

Los trastornos de la alimentación son terribles problemas de conducta que suelen afectar gravemente a los pacientes. La anorexia, es uno de los más peligrosos, y puede llegar a provocar hasta la muerte o el suicidio. Hace poco, conocimos la historia de una joven de 16 años, que compartió su historia de esta enfermedad, para crear conciencia entre otras chicas. Hoy, queremos hablarte de ella y cómo logró salvarse luego de tocar fondo.

Camila Paz, de la anorexia a la vida.

Camila Paz era una chica normal, pero su excesivo deseo por la perfección, su personalidad auto-exigente y la falta de atención de sus padres la llevaron a sumirse en una terrible anorexia que casi acaba con su vida.

Según sus propios relatos, a los 13 años ella comenzó por hacer dieta y ejercicios. Pesaba 45 kilogramos y como no veía los cambios esperados buscó métodos más drásticos. Entonces, decidió dejar de hacer algunas comidas, hacer ayunos e intensificar la práctica de ejercicios.

Primero empecé a comer sano, pero me miraba en el espejo y no notaba ningún cambio. Pesaba 45 kilos y me propuse pesar 40. Como mis papás trabajaban de tarde y no me veían, aprovechaba para no comer.

La vergüenza de su propio cuerpo.

Camila comenzó a sentirse mal con su propio cuerpo. No sentía que estaba lo suficientemente delgada, así que se las agenció para utilizar cualquier método que estuviera al alcance para perder más peso. Ella determinó que solo necesitaba 1000 calorías al día, pero luego hacía ejercicios muy fuertes y consumía más de lo que su cuerpo había ingerido. Y llegar a los 40 kilogramos tampoco la hizo feliz, así que siguió arreciando sus prácticas.

La inconformidad total con su cuerpo.

Según las declaraciones de la propia Camila, ella se odiaba a sí misma. Decidió que no quería que nadie la viera hasta que luciera lo suficientemente delgada. Llevaba una ardua rutina conocida como “body checking”, con fotos y control del peso semanal, para verificar que estuviera bajando de peso.

Dejó de ir a su escuela y perdió a la mayoría de los amigos que tenía. Casi no comía, así que sus padres decidieron llevarla a un especialista en psicología, pero nunca le diagnosticaron anorexia, pensaban que se trataba de estrategias para solo llamar la atención.

Lloraba todo el día. No quería ir más al colegio, sentía que no podía seguir con mi vida. Quería desaparecer.

Quizá te interese: 3 serios trastornos de la alimentación que pueden llevar a la muerte: Síntomas y factores de riesgo

Una “supuesta” recuperación que desembocó en una verdadera recaída.

Luego de visitar a una psicóloga, las cosas parecían mejorar, pero era solo de puertas hacia afuera. Camila en realidad estaba haciendo lo mismo, solo que ahora lo hacía de manera oculta. Comía compulsivamente, pero luego iba a vomitar todo. Además, solo comía lo mínimo.

Su estado de salud, rápidamente comenzó a empeorar. Su estado mental era cada vez peor, le daban ataques de llanto, estaba muy irritable y peleaba todo el tiempo con su novio, que era su principal sostén. Llegó a pesar 38 kilogramos, seguía mintiendo todo el tiempo sobre su alimentación.

Finalmente, sus padres encontraron un centro de atención a personas con trastornos de la alimentación, y allí fue donde ayudaron a Camila a salir del profundo hoyo en el que había caído.

El proceso de recuperación.

Cuando los especialistas descubrieron el serio estado de salud de Camila, tuvieron que tomar medidas drásticas. Ella no podía hacer gastos energéticos más allá de los que naturalmente desarrolla el organismo humano para vivir. No pudo levantarse de la cama durante varios meses, ni asistir a sus clases de danza.

No podía gastar energía, no tenía nada.

La publicación de Camila en las redes sociales.

Hace poco, en Twitter se comenzó a utilizar una consigna llamada “Subí una foto tuya de 2016, 2017 y 2018 para que vean tu cambio”, así que Camila no quiso perder la oportunidad de compartir su historia y ayudar a que otras chicas no pasen por lo mismo que ella. Su publicación se tituló de la siguiente manera:

El cambio más grande que pude hacer en 2 años fue el de decidirme por seguir adelante y VIVIR.

Camila decidió publicar varias de las fotos del “body cheking” que se hacía para controlar su peso. Las imágenes fueron tan impactantes que la publicación se hizo viral al instante. Ella compartió su historia y el apoyo que recibió de la comunidad de Twitter fue increíble.

De hecho, Camila agradeció y respondió, uno a uno, todos los mensajes que le enviaron los internautas. La publicación ha recibido casi 100 mil corazones y ha sido compartida casi 10 mil veces. Además, tiene más de 800 comentarios.

Quiero que otras chicas sepan que no es normal estar pensando todo el día en la comida, ir al gimnasio, aunque estés enferma, bajar de peso y seguir disconforme, vivir llorando, mirarse al espejo 20 mil veces por día por si engordaste. A la anorexia no la cura el tiempo, al contrario, el tiempo la empeora, porque la enfermedad siempre encuentra un hueco para meterse. No esperen a llegar a un extremo para pedir ayuda.

Esperemos que el mensaje de esta jovencita quede claro. Ella misma no supo cuando cayó en el pozo, pero el hecho es que casi le cuesta la vida. Lo más importante es recibir ayuda médica y mucho apoyo familiar y de amigos, así la recuperación es más efectiva.

Fuente: Infobae

Quizá te interese: 11 Famosos que padecieron bulimia y anorexia. Ya Demi Lovato reveló su lucha por superar dichos trastornos