7 afectaciones en la piel que provocan el enrojecimiento sin escozor y las formas de tratarlas

Estilo de vida y tendencias

June 8, 2018 17:04 By Fabiosa

La piel es uno de los órganos más importantes de nuestro cuerpo. Para cuidar su salud no solo es importante aplicarnos tratamientos o protector solar, sino también tener en cuenta cualquier tipo de cambio que podamos experimentar. Es habitual que las personas tengan machas rojas en la piel y las dejen pasar inadvertidas, sobre todo cuando no vienen acompañadas de escozor o picor.

Este tipo de manchas suele tener causas muy diferentes a las de una reacción como la erupción o la urticaria. Por eso hoy te queremos dar más detalles de cuáles son las causas que pueden provocarlas y algunas vías que debes considerar para tratarte en caso de ser necesario.

1. El acné.

solar22 / Shutterstock.com

Una de las causas más comunes del enrojecimiento y abultamiento de la piel es el acné. Esta afectación de la piel es resultado generalmente de los cambios hormonales, del exceso de producción de aceite por las glándulas del cuerpo, usar cosméticos o productos para el cabello con exceso de aceites y ciertos medicamentos como los esteroides y las hormonas.

Las personas que padecen de acné en un grado fuerte deben mantener una serie de reglas de higiene como limpiar la piel habitualmente con agua y jabones que no provoquen resequedad. También se debe evitar tocar la piel afectada con las manos sucias o dejar restos de maquillaje antes de irse a dormir. Si las medidas de precaución no son suficientes, podría ser necesario usar medicamentos que debe recetar un médico experto en piel. Entre los más frecuentes están los antibióticos orales y tópicos como la tetraciclina y la clindamicina.

2. Los angiomas.

Este tipo de afección en la piel es un crecimiento atípico de los vasos sanguíneos que se encuentran en la piel y que son benignos. Sin embargo, hay diversos tipos y pueden ser causados por otras enfermedades latentes como algunas de las enfermedades hepáticas.

En este tipo de afectación es necesario contactar a un especialista en piel que nos indique cuáles son las causas de la aparición del o los angiomas, y que nos indique un tratamiento a seguir.

3. Queratosis pilar.

ChrisGreenTea / Shutterstock.com

Esta afectación es provocada por el exceso de producción de la proteína queratina. Entre sus síntomas se encuentran pequeñas protuberancias detrás de los muslos y brazos con una coloración rosada alrededor del bulto y aspecto de piel de gallina.

Un médico deberá diagnosticar la afectación y probablemente ordene el uso de cremas y lociones humectantes, sobre todo aquellas que contengan vitamina “D”, ácido láctico y urea.

Quizá te interese: Angelina Jolie y su dermatóloga revelaron al público sus secretos para tener una piel radiante

4. Forúnculos.

svtdesign / Shutterstock.com

Esta afectación en la piel se trata de una infección bacteriana, que daña los folículos pilosos. Generalmente comenzará como un pequeño bulto enrojecido, que pronto se sentirá como si estuviera lleno de agua y podremos experimentar un poco de dolor.

En estos casos es importante visitar a un especialista, ya que se trata de una infección bacteriana, que debe ser controlada y tratada con antibióticos. Además, en dependencia de la profundidad y tamaño del forúnculo podría necesitar hacerse una cirugía.

5. Intertrigo.

Esta afectación consiste en la inflamación de las zonas de la piel donde hay pliegues y se produce debido a la humedad. Pueden comenzar a aparecer manchas rojizas en la piel, que pueden llegar a verse en una tonalidad marrón. Generalmente las personas obesas son las más afectadas.

Aunque generalmente esta situación puede ser tratada con las medidas de higiene en el hogar, como secar bien todos los pliegues o usar ropas frescas y sueltas que permitan la ventilación, a veces es necesario asistir a un especialista si estas afectaciones no desaparecen o si crece el área enrojecida. En este caso el médico mandará algunas pruebas para descartar la presencia de hongos o bacterias, y en su caso indicará antibióticos o antimicóticos, cremas secantes, e incluso esteroides.

6. Rosácea.

ksuklein / Shutterstock.com

Esta afectación crónica de la piel solo ocurre en la cara y consiste en el enrojecimiento del rostro, debido a la inflamación de los vasos sanguíneos de la zona. También puede provocar úlceras que habitualmente se confunden con el acné.

Esta enfermedad no tiene una cura aún, pero un especialista médico podrá ayudar a encontrar aquellos factores que exacerban nuestros síntomas, y así controlarlos. Algunas de las formas más comunes de prevención son evitar la exposición al sol, controlar los niveles de estrés y disminuir el consumo de bebidas calientes.

7. El cáncer.

Aunque no debemos volvernos obsesivos con cualquier enrojecimiento en la piel, es necesario conocer que algunos tipos de cáncer pueden provocar este tipo de síntomas, como manchas o lunares rojos. Pero en este caso, ningún tratamiento será efectivo, desaparecerán solos, y nunca dejan de volver. Lo mejor es siempre consultar a un especialista en dermatología, ya que es el más capacitado para brindar un diagnóstico certero.

Existen otras condiciones y enfermedades que también pueden tener entre sus síntomas el enrojecimiento de la piel, sin causar escozor o picor. Lo más importante es siempre estar pendiente a nuestra piel, para así detectar cualquier cambio y consultar a los especialistas necesarios para mantenernos saludables en todos los sentidos.

Fuente: SkinVision, Medicine Net

Quizá te interese: Consejos para cuidar la piel durante los cambios hormonales en cada fase del ciclo menstrual


Este artículo es netamente con fines informativos. No se automedique y siempre consulte a un profesional de la salud certificado antes de usar cualquier información presentada en el artículo. El consejo editorial no garantiza ningún resultado y no se hace responsable de los daños que puedan derivarse del uso de la información indicada en el artículo.