ESTILO DE VIDA Y TENDENCIAS

Su humano falleció en las vías del tren y Toto, el perrito fiel, lo esperó pacientemente por un mes

Date October 7, 2019 22:58

Bien dicen que el perro es el mejor amigo del hombre y esto es cierto debido a que los peluditos le son sumamente fieles a sus humanos gracias a la "hormona del amor". La oxitocina es una hormona que les permite activar una serie de circuitos cerebrales que se relacionan con las sensaciones agradables, como amar a los humanos.

Su humano falleció en las vías del tren y Toto, el perrito fiel, lo esperó pacientemente por un mesSu humano falleció en las vías del tren y Toto, el perrito fiel, lo esperó pacientemente por un mesMila Supinskaya Glashchenko / Shutterstock.com

De modo que si un humano es amable y cariñoso con un peludito, la oxitocina le permitirá sentir a este un gran amor por él y así se convertirá en ese amigo siempre fiel.

Su humano falleció en las vías del tren y Toto, el perrito fiel, lo esperó pacientemente por un mesSu humano falleció en las vías del tren y Toto, el perrito fiel, lo esperó pacientemente por un mesch_ch / Shutterstock.com

La historia de Toto.

Es así lo que sucedió entre Facundo Brusco, un argentino de 27 años y su perrito Toto. El humano trabajaba en una veterinaria y el lomito lo acompañaba todos los días a que realizara sus labores y posteriormente lo dejaba en la estación del tren, donde cada día esperaba nuevamente por él, cuenta la mamá del joven.

Facu me dijo que iba todos los días un perrito pero que no parecía que viviera en la calle porque tenía collar. Igual le daba de comer y beber.

Desafortunadamente Facundo perdió la vida en la estación y debido a ello, un mes entero Toto lo estuvo esperando pacientemente en el mismo lugar. Los vecinos se dieron cuenta de que el perrito lucía triste y perdido y decidieron adecuarle una casita para protegerlo de la intemperie hasta que los integrantes de Patitas Glew, un grupo de rescatistas independientes hicieron manos a la obra.

Una nueva vida para Toto.

Los rescatistas publicaron que Toto buscaba un nuevo hogar para rehacer su vida y curiosamente la mamá de Facundo encontró el mensaje, tras lo cual decidió a adoptar al perrito para amarlo y cuidarlo tanto como lo hacía el mismo Facu.

Llegué a la publicación de Toto hace 15 días gracias a mi cuñada. Cuando leí toda la historia me di cuenta de que ese perro era el mismo del cual Facu me había hablado. Facundo no se podía ir así sin más, yo le pedí una señal para saber que estaba en paz y al otro día me entero de esto, no sabía como reaccionar, solo quería tener a ese perro conmigo.

La historia de Toto es sumamente conmovedora y estamos seguros de que la mamá de Facundo se encargará de brindarle la mejor vida que un peludito podría tener.