ESTILO DE VIDA Y TENDENCIAS

Infección causada por los aretes: ¡No entres en pánico! Con estos consejos desaparecerá

Date June 15, 2018 16:39

Al hacerse una perforación en las orejas o en cualquier parte del cuerpo, nadie está exento de sufrir una infección ocasional; sin embargo, sí es posible evitarlas con ayuda de simples trucos. 

Lo principal es comenzar con una buena higiene, tanto los primeros días luego de hacerse la perforación, como en los años venideros. Si recientemente te horadaste las orejas, asegúrate de lavar bien tus manos antes de tocar la pieza para evitar infectarla con bacterias no deseadas.

Alexander_G / Shutterstock.com

Además, los orificios recientes deben ser limpiados dos veces al día con una solución salina.

Si ya sanó completamente, asegúrate de limpiar los aretes y el orificio cada vez que retires tu joyería. Para mantener los aretes limpios, te recomendamos usar un antiséptico como el alcohol. 

La piel muerta puede acumularse en la parte posterior del orificio y volverse un nido para los gérmenes. 

Síntomas de infección.

Si nunca antes has tenido una infección en los orificios de los aretes, probablemente no estés familiarizado con las señales y los síntomas, pero son muy claros. Si tu oreja está muy caliente al tacto, si tienes comezón o mucha sensibilidad, padeces una infección. Las orejas pueden tornarse muy coloradas e hinchadas. 

Algunas infecciones causadas por los aretes pueden estar acompañadas de una descarga de líquido amarillo con un mal olor. Si esta descarga no es amarilla ni está acompañada de dolor o hinchazón, probablemente no esté infectado.

belushi / Shutterstock.com

Una forma fácil de diagnosticar una infección son los siguientes síntomas: 

  • Dolor.
  • Pus.
  • Hinchazón.
  • Enrojecimiento.

Quizá te interese: Consejos para evitar una reacción alérgica a los aretes sin tener que comprar los pendientes de oro

¿Qué causa una infección en una oreja perforada?

Ya sea que recientemente te hayas hecho las perforaciones o que tengas con ellas mucho tiempo, hay varias razones por las que alguien puede terminar con una infección en los orificios de la oreja. Las perforaciones frescas son las más vulnerables y las que más tardan en curarse. 

  • El jabón y shampoo pueden quedarse en el arete y causar infecciones. 
  • Compartir aretes con otras personas. 
  • Reacciones alérgicas a la joyería.
  • El uso de joyería de fantasía. 

sunlight19 / Shutterstock.com

Cómo tratar una infección de orejas por perforaciones con remedios caseros.

No es necesario que corras al médico con las primeras señales de infección. De hecho, hay varios tratamientos caseros que puedes hacer antes de acudir al doctor. 

Shampoo anticaspa.

El zinc que contiene el shampoo anticaspa es conocido por sus propiedades antibacteriales que pueden apresurar el proceso de sanación de las infecciones en las orejas causadas por el uso de aretes o por una reciente perforación.

Aceites esenciales.

Usa aceite esencial de árbol de té, tiene propiedades antibacterianas que ayudarán a que la infección desaparezca; puedes diluirlo con aceite de coco para evitar alguna irritación o ardor. 

Vinagre de manzana.

El vinagre de manzana es excelente para eliminar bacterias. Dilúyelo en agua purificada y con ayuda de un hisopo coloca un poco en el área afectada después de lavar con jabón neutro. 

La mayoría de dermatólogos sugerirán usar pomadas antibacteriales. 

Como verás, las infecciones por el uso de aretes son comunes y no son graves. Si tratas tus orejas y la joyería con los cuidados necesarios, podrás estar seguro de que nunca volverás a padecer de una infección de este tipo. 

Fuente: Today

Quizá te interese: Te enseñamos a elegir los aros correctos según la forma de tu rostro


Este artículo es netamente con fines informativos. No se automedique y siempre consulte a un profesional de la salud certificado antes de usar cualquier información presentada en el artículo. El consejo editorial no garantiza ningún resultado y no se hace responsable de los daños que puedan derivarse del uso de la información indicada en el artículo.