ESTILO DE VIDA Y TENDENCIAS

Todos los beneficios de los alimentos según sus colores: ¡Una dieta colorida y funcional!

Date May 7, 2018 17:52

La alimentación es indispensable para la vida de los seres vivos, sin embargo, a veces nuestros hábitos dietéticos son pésimos y terminamos ocasionándonos perjuicios a la salud. En la actualidad hay una tendencia creciente a llevar estilos de vida más sanos, sobre todo teniendo en cuenta diferentes grupos de alimentos.

Hoy, queremos compartirte algunas ideas para llevar una dieta equilibrada y sana, y se basan en el color de los productos que ingerimos. Partiremos de comer un arcoíris de alimentos a diario, lo cual no permitirá beneficiarnos de los aportes nutricionales que nos hace cada uno de ellos.

Alimentos de color rojo.

Natasha Breen / Shutterstock.com

La mayoría de los alimentos rojos poseen un de compuesto vegetal conocido como los carotenoides, y específicamente el tipo betacaroteno, el cual puede aportar importantes concentraciones de vitamina A al organismo humano. Esta vitamina es muy importante para mantener en buen estado los tejidos óseos, la piel y los huesos. Además, es excelente para mantener una visión perfecta.

Los alimentos de color rojo poseen licopeno, otro tipo de carotenoide que ha sido muy estudiado por sus propiedades antioxidantes. Específicamente la mayoría de las investigaciones apuntan hacia su valor para evitar los mecanismos de formación del cáncer de próstata.

Otro de los componentes de los alimentos rojos son las antocianinas, que son un tipo de flavonoide con importantes efectos para regular algunos tipos de diabetes y la obesidad y con funciones antioxidantes.

Entre los principales alimentos que podemos ingerir de este color se encuentran los tomates, las sandías, los conocidos frutos rojos entre los cuales se encuentran las fresas, las frambuesas, las cerezas, las grosellas y los arándanos rojos. También podemos emplear otros alimentos rojos como las manzanas rojas, las granadas, el pimiento rojo y los rábanos.

Alimentos de color amarillo y naranja.

Lukas Gojda / Shutterstock.com

Este tipo de alimentos se puede agrupar porque aportan nutrientes similares y de todos ellos uno de los más importantes es la Vitamina A que obtenemos de su betacaroteno. Este nutriente tiene importantes funciones antioxidantes en el organismo, y se ha comprobado que su ingestión, a partir de los alimentos, puede reducir el riesgo de cáncer, pues nos protegen de los radicales libres, ayudando también en el proceso de envejecimiento.

Además, esta vitamina es de gran importancia para el proceso de la visión, sobre todo cuando no nos encontramos en espacios bien iluminados.

Entre los principales alimentos que podemos ingerir de este color para que nos aporten beneficios a la salud se encuentran los cítricos como el pomelo, la mandarina y la naranja, los mangos, la papaya, el melón, el maracuyá, la piña y el melocotón. También están las zanahorias, la batata, la calabaza, el maíz, la cúrcuma y la avena.

Alimentos de color verde.

Africa Studio / Shutterstock.com

Los alimentos de color verde pueden aportar muchos nutrientes importantes para el organismo, sobre todo vitaminas y minerales. Uno de los más importantes es el potasio, que tiene una función importante en el mantenimiento de nuestro ritmo cardíaco, en el correcto funcionamiento de los músculos y el sistema nervioso y en la eliminación de los desechos de las células.

Además, aportan vitamina B en forma de ácido fólico cuya función más importante es la creación de nuevas células y la prevención de malformaciones congénitas en los bebés en gestación. También proveen vitamina E, con importante valor antioxidante y para el correcto funcionamiento del sistema inmunológico.

Otro de los nutrientes que podemos obtener de este tipo de alimentos es la vitamina C. Esta, también tiene funciones antioxidantes y en la cicatrización, además de que ayuda al organismo a absorber el hierro.

También podemos obtener fibra dietética de los alimentos verdes, la cual tiene importantes funciones en el control del peso, en la prevención del estreñimiento y la mejora del proceso digestivo en sí. Sin embargo, es necesario cuidar una ingesta excesiva, ya que puede ser más difícil su procesamiento y causar gases y cólicos.

Entre las frutas que podemos consumir para obtener estos beneficios se encuentran las uvas verdes, el kiwi, el aguacate, en los cítricos como el limón y en frutos secos como los pistachos. Además, están en las espinacas, el pimiento verde, el pepino, el brócoli, la col rizada, la lechuga romana, las acelgas, las alcachofas, los calabacines, los espárragos, la alfalfa, el perejil y el aloe vera.

Quizá te interese: 5 alimentos saludables que pueden ser tóxicos si son consumidos en grandes cantidades

Alimentos de color morado y azul.

Avdeyukphoto / Shutterstock.com

Este tipo de alimentos pueden contener una gran cantidad de flavonoides beneficiosos para el organismo humano cuando los ingerimos en las proporciones necesarias. Uno de los más importantes es la antocianina.

La antocianina tiene una importante función antioxidante en el organismo humano y aportan plaquetas. Además, este flavonoide ayuda a mejorar la función neuronal durante el proceso de envejecimiento y al correcto funcionamiento del sistema inmunológico.

Entre los principales alimentos de este color que podemos consumir para obtener estos beneficios se encuentran los frutos del bosque de color morado, como las moras o los arándanos y en los higos, las ciruelas y las uvas negras. También están presentes en vegetales y tubérculos como la col lombarda, la remolacha, la berenjena y la patata morada. También algunos tipos de té, como el de lavanda puede incluirse en este tipo de alimentos.

Alimentos de color marrón y hasta el negro.

5PH / Shutterstock.com

Este tipo de alimentos generalmente son muy ricos en fibras, por ello tienen importantes funciones en el proceso digestivo y en la prevención del estreñimiento, por lo que mejoran la salud del sistema. También proporcionan una mayor sensación de saciedad, por lo que pueden controlar la sensación de apetito y el sobrepeso.

Una de las fibras dietéticas que poseen este tipo de alimentos son los betaglucanos. Este tipo de nutriente es muy útil para activar nuestro sistema inmunológico, favorece los procesos de cicatrización, ayuda a controlar los niveles de colesterol “malo” o LDL y previene algunos problemas del corazón.

Entre los principales alimentos de este color que podemos consumir para obtener estos beneficios se encuentran el salvado de trigo y avena, la harina de avena, la cebada y el centeno, los garbanzos y las lentejas.

Alimentos de color blanco.

Osipovfoto / Shutterstock.com

Que los alimentos sean blancos no quiere decir que no aporten importantes nutrientes a nuestro organismo. Por ejemplo, podemos obtener calcio, el cual tiene importantes funciones en la contracción y relajación de músculos y vasos sanguíneos y en los procesos que permiten secretar las hormonas en el cuerpo humano.  

El fósforo es otro de los minerales que nos pueden aportar los alimentos blancos y que tiene una gran importancia para el organismo. Interviene en el proceso de uso de los carbohidratos y grasas y en la formación de proteínas. Junto a otros componentes del cuerpo, puede garantizar un correcto ritmo cardíaco y una perfecta función renal.

Además, nos aportan vitamina D, nutriente con una función especial en la absorción de calcio de nuestro organismo. Por ello, se le considera importante para la formación y mantenimiento del sistema óseo. También es importante para nuestr sistema inmunológico.

Entre los principales alimentos de este color que podemos consumir para obtener estos beneficios se encuentran la leche y los quesos bajos en grasa, el kéfir y el yogurt. El yogurt y el kéfir, además, contienen probióticos, que ayudan al correcto funcionamiento y eliminación de molestias del aparato gastrointestinal.

Seguramente con estos consejos estarás deseando armar tu propio plato de arcoíris, para equilibrar tu dieta y obtener los nutrientes tan necesarios que los alimentos de cada color nos pueden proporcionar.

Fuente: Mejor con Salud, Food Insight

Quizá te interese: 5 datos sobre el consumo de nutrientes y algunos tipos de alimentos que desmitifican creencias populares


Este artículo es netamente con fines informativos. No se automedique y siempre consulte a un profesional de la salud certificado antes de usar cualquier información presentada en el artículo. El consejo editorial no garantiza ningún resultado y no se hace responsable de los daños que puedan derivarse del uso de la información indicada en el artículo.