12 consejos dietéticos para asumir un régimen de alimentación más balanceado y responsable

Estilo de vida y salud

May 23, 2018 17:49 By Fabiosa

Comenzar una dieta para perder peso o llevar un régimen de alimentación equilibrada suele atormentar a las personas. Comienzas a hacerte preguntas que nunca te habías hecho como cuánto deberías ingerir de cada tipo de nutriente o si deberías sacar algunos alimentos de tu dieta.

A veces, las personas se pierden entre tanta información y olvidan pequeños detalles que suelen ser más beneficiosos para la salud, que la propia pérdida de peso. Por eso, hoy queremos compartirte una lista de consejos que te ayudarán a asumir un régimen de alimentación más balanceada y responsable, lo cual, eventualmente, pudiera ser más efectivo para perder peso.

1. Nunca te saltes el desayuno.

La primera porción de alimentos que ingerimos en el día es una de las más importantes. Por eso, es recomendable reforzarlo, así, lograremos controlar mejor el apetito el resto del día. Prueba los cereales altos en fibra, las frutas y leche baja en grasa.

MaraZe / Shutterstock.com

2. Ingiere pequeñas porciones de comida a lo largo del día.

Estar hambriento no es saludable, pues tu cuerpo naturalmente te inducirá a ingerir alimentos de alto aporte calórico. Por ello, los expertos recomiendan ingerir pequeñas porciones de comidas varias veces al día. Hacerlo entre 4 y 5 veces al día, puede ser más efectivo para controlar el apetito.

3. Evita las meriendas nocturnas cargadas de calorías.

Generalmente en la noche, cuando estamos descansando, el cuerpo pide algunos de nuestros bocadillos preferidos. Y, en realidad, es el peor momento para ingerir alimentos de alto aporte calórico, ya que en estado de reposo solo quemamos las calorías que demandan los procesos metabólicos naturales. Es necesario tomar en consideración lo que vamos a comer en la noche.

Andrey_Popov / Shutterstock.com

4. Bebe suficiente agua.

Muchas personas suelen confundir la sensación de hambre con la sed y recurren a alimentos que aportan calorías antes de probar si beber agua les quita la sensación. Los expertos recomiendan beber agua fría o fresca y si esto no funcionara, entonces probar con otro tipo de bebidas que tampoco aporten calorías, como un té frutal.

5. No olvides las proteínas.

Cada una de las porciones alimentos que ingieras deben estar complementadas con proteínas, ya que estas nos dan mayor sensación de saciedad. Trata de incluir quesos, huevo, yogurt, nueces o frijoles en cada comida.

6. Consume fibra a diario.

Las fibras tienen importantes funciones en el organismo, como la reducir el colesterol, mejorar la digestión y ayudar en la pérdida de peso. Asegúrate de incluir a diario o en cada porción de alimento algo de fibra. La puedes encontrar en algunas frutas y verduras, en las nueces, los frijoles y los cereales integrales.

marilyn barbone / Shutterstock.com

Quizá te interese: 5 datos sobre el consumo de nutrientes y algunos tipos de alimentos que desmitifican creencias populares

7. No elimines los carbohidratos de tu lista de alimentos.

Muchas personas tienden a horrorizar los carbohidratos y los eliminan de la dieta. Sin embargo, para tener una alimentación equilibrada también debemos consumirlos, solo que en las porciones adecuadas. Los almidones suelen provocar una mayor sensación de saciedad, por lo que una correcta combinación de ellos en la dieta puede ser beneficioso para controlar el apetito.

8. Utiliza especias para condimentar tus alimentos.

Las especias y los chiles pueden ayudarte a quedar satisfecho sin ingerir grandes cantidades de alimentos. Si no tienes ningún tipo de problema digestivo, deberías incluirlos en tu dieta, para controlar el apetito.

Sebastian Duda / Shutterstock.com

9. No elimines tus comidas favoritas de tu dieta, sino reduce su ingestión.

A muchas personas les atormenta hacer dieta y tener que privarse de ingerir sus alimentos preferidos. Los expertos aseguran que este es uno de los principales factores que los lleva a romper sus rutinas de alimentación balanceada y ganar el peso que habían logrado perder. Por eso, recomiendan no dejar de ingerir aquellos platillos que nos gustan, sino reducir su ingestión y tomar en cuenta a la hora que lo comemos y su aporte calórico.

10. Combina una porción de pasta con una porción de vegetales.

Las pastas son comidas fáciles y rápidas de preparar, pero su aporte calórico suele hacerlas peligrosas en la dieta. Sin embargo, no hay que eliminarlas totalmente, es mejor combinarlas con vegetales y así haremos que la comida sea más divertida. Trata siempre de mezclar una parte de pasta con una de vegetales.

Anna Shepulova / Shutterstock.com

11. Respeta las horas necesarias de sueño.

Aunque muchas personas no lo creen, la falta de sueño puede afectar negativamente el proceso de pérdida de peso. Durante el tiempo que dormimos, el organismo produce una serie de hormonas, como la leptina, que nos indican que estamos satisfechos. En cambio, si dormimos poco, la sensación de apetito será mayor y nuestro cuerpo pedirá a gritos que comamos más.

12. Involucra a tus familiares y amigos en tu nuevo estilo de vida.

Los amigos y la familia suelen ser una buena o mala influencia para llevar un estilo de vida más sano. Contar con su apoyo puede resultar totalmente beneficioso, sobre todo desde el punto de vista emocional. Habla con ellos, involúcralos en tu dieta, muéstrales que pueden comer delicioso y sano a la vez. Así tendrás un importante sustento para continuar haciendo cambios beneficiosos para tu salud y la de ellos.

Subbotina Anna / Shutterstock.com

¿Qué te parece? Seguramente habías escuchado algunos de estos consejos, pero lo más importante es comprender por qué son beneficiosos para llevar un régimen de alimentación más sana y tener un cuerpo más saludable.

Fuente: WebMD, Health

Quizá te interese: Todos los beneficios de los alimentos según sus colores: ¡Una dieta colorida y funcional!


Este material es suministrado solamente con fines informativos. Algunos de los productos y elementos discutidos en este artículo pueden causar una reacción alérgica y dañar su salud. Antes de usarlos, consulte con un técnico o especialista certificado. Los editores no son responsables de ningún daño u otras consecuencias que puedan ser generadas por el uso de los métodos, productos o elementos descritos en este artículo.