3 serios problemas de salud causados por el calor: Riesgos, síntomas y formas de tratamiento

Estilo de vida y tendencias

June 26, 2018 18:08 By Fabiosa

Ya se está acercando el verano, y con él comienzan las altas temperaturas y los calores. Muchas personas no lo saben, pero hay enfermedades estrechamente relacionadas con el calor y por eso hoy queremos hablarte un poquito de ellas, para que estés preparado y puedas evitar cualquier tipo de perjuicio que te pueda ocasionar.

¿Por qué el calor puede enfermarnos?

Seguramente te estarás preguntando cómo podría enfermarte el calor. Nuestro cuerpo, es un sistema bien pensado, tiene una temperatura normal, y cuando esta se incrementa, él tiene mecanismos de regulación para volver a bajarla, uno de ellos es el sudor y el otro la vasodilatación.

Aleutie / Shutterstock.com

Cuando estamos expuestos a altas temperaturas durante mucho tiempo, nuestro cuerpo genera más sudor, para poder enfriarnos. En el sudor, perdemos líquidos y en los líquidos están las sales y minerales que necesitamos para vivir y funcionar correctamente. Al perderlos, el flujo sanguíneo se verá afectado y también las funciones cerebrales.

El otro mecanismo es la vasodilatación, que consiste en la dilatación de los vasos sanguíneos periféricos para irrigar más sangre cerca de la piel y permitir la transferencia de calor. Cuando nos exponemos al calor durante un tiempo prolongado, el flujo sanguíneo estará concentrado en la piel, y por tanto llega menos sangre a órganos como el corazón, el cerebro y los músculos. Por ello, el funcionamiento del cuerpo se ve afectado, y podemos llegar a estar en graves problemas.

A continuación, te explicamos las tres serias consecuencias para la salud que podrían afectarte, si te expones a calor excesivo por tiempo prolongado.

1. Calambres por calor.

Los calambres están relacionados con la pérdida de electrolitos a través del sudor. Por lo general, ocurren al hacer demasiado ejercicio o trabajar en locales con altas temperaturas. Y están más expuestas aquellas personas que hacen entrenamientos fuertes y pierden excesivas cantidades de líquidos y no ingieren aquellos que les aporten sales y minerales.

Iconic Bestiary / Shutterstock.com

Los calambres por calor pueden ser bastante dolorosos y provocar la incapacitación de realizar ciertos movimientos. Se reflejan en las manos, los tendones y en las piernas. Entre los síntomas principales se encuentran:

  • Los espasmos musculares;
  • los movimientos musculares involuntarios;
  • el dolor muscular.

Si has perdido demasiado líquido y presentas estos síntomas deberías acudir al hospital, para recibir la ayuda médica que pudieras requerir. Sin embargo, hay algunas medidas que puedes tomar para ir mejorando tu condición.

  • Ante todo, muévete hacia una zona más fresca, preferentemente acondicionada, para ayudar a tu cuerpo a refrescarse y que no sigas perdiendo líquidos.
  • Trata de consumir alguna bebida deportiva con electrolitos, o al menos bebe agua natural, preferentemente fría; hazlo suavemente y por sorbos, mientras los calambres van pasando.

2. Agotamiento por calor.

Esta enfermedad, al igual que los calambres por calor, está relacionada con la pérdida de líquidos s a través del sudor. Por lo general sus síntomas aparecen al hacer demasiado ejercicio o algún trabajo intenso. En términos de factores de riesgo, están más expuestas aquellas personas con enfermedades cardíacas, pulmonares o que consumen dietas bajas en sodio.

Aleutie / Shutterstock.com

A diferencia de los calambres, el agotamiento por calor sí requiere de atención médica inmediata. Entre los síntomas frecuentes se encuentran:

  1. Náuseas y fatiga;
  2. mareo y desmayos;
  3. dolor de cabeza;
  4. dolor y calambres musculares;
  5. sed excesiva;
  6. debilidad;
  7. confusión y ansiedad;
  8. sudoración excesiva y enfriamiento de la piel;
  9. palpitaciones débiles;
  10. respiración superficial acelerada.

En estos casos lo más indicado es asistir con urgencia al doctor, sobre todo cuando hay vómitos. No obstante, es necesario tomar algunas medidas para evitar el agravamiento de la condición:

tibori / Shutterstock.com

  • Mover a la persona afectada hacia una zona climatizada o con buena ventilación;
  • refréscala con una ducha, o aplicando compresas frías en el cuerpo;
  • hidrátala con bebidas frías, que no contengan cafeína.

Quizá te interese: Niñita de 2 años muere asfixiada dentro de un coche después de que sus padres la dejaran sola

3. Golpe de calor.

De todas las enfermedades relacionadas con el calor, esta es la más grave, puede llevar incluso a la muerte. En este caso, tras la exposición muy prolongada a las altas temperaturas la parte del cerebro que activa el mecanismo de enfriamiento no funciona correctamente y, por tanto, dejamos de sudar. Nuestro cuerpo deja de enfriarse. Aquellas personas con trastornos que inhiben o reducen la capacidad de sudar son más vulnerables, así como los niños y ancianos.

El golpe de calor es peligroso para la vida humana, pues puede llegar a provocar la muerte y puede ocurrir de repente, sin haber tenido previamente los síntomas del agotamiento por calor. Acude al médico de inmediato si presentas la siguiente sintomatología:

  • Náuseas y vómitos;
  • mareos o vértigo;
  • fatiga;
  • dolor de cabeza;
  • piel caliente, enrojecida y seca
  • aceleración de la frecuencia cardíaca;
  • falta de aliento;
  • disminución de la micción;
  • sangre en la orina o en las heces;
  • aumento de la temperatura corporal a 39⁰ Celsius o más;
  • confusión, delirio o pérdida del conocimiento;
  • convulsiones.

Lo más importante cuando alguien tiene los síntomas del golpe de calor, es asistir con urgencia a recibir cuidados médicos. Bajo ninguna circunstancia esperes a mejorar en casa. Puedes tomar las siguientes precauciones en lo que recibes la asistencia médica:

  1. Muévete a una zona fresca, donde no recibas directamente el sol o el calor, y que tenga buena ventilación;
  2. puedes usar un ventilador, darte un baño de agua fría o colocarte paños húmedos fríos en el cuerpo, para ir bajando la temperatura;
  3. en caso de que tengas vómitos es mejor que no tomes líquidos;
  4. si estás ayudando a otra persona y no está consciente tampoco le hagas tomar líquidos;
  5. si tienes vómitos voltéate o voltea a la persona de lado, para evitar que se obstruyan sus vías respiratorias con el vómito;
  6. una vez en el hospital, la persona recibirá la rehidratación por vía intravenosa.

Como puedes ver, no es cosa de juego. El calor es delicioso para vacacionar, pero siempre hay que tomar precauciones, lo más importante es mantenernos siempre bien hidratados, con las sales y minerales que necesita el organismo para funcionar adecuadamente, y sobre todo, tratar de evitar las condiciones ambientales que nos expongan a cualquiera de estas tres condiciones.

Fuente: WebMD, WebMD1

Quizá te interese: Sobrevivir al calor extremo puede ser casi imposible, aquí te damos 6 tips para lograrlo


Este artículo es netamente con fines informativos. No se automedique y siempre consulte a un profesional de la salud certificado antes de usar cualquier información presentada en el artículo. El consejo editorial no garantiza ningún resultado y no se hace responsable de los daños que puedan derivarse del uso de la información indicada en el artículo.