Esconder escobas, bañarse en el océano y otras tradiciones raras de las celebraciones navideñas

La Navidad es una fecha que se celebra en muchísimos lugares alrededor del mundo, sin embargo, no todas las personas la festejan igual y hoy queremos hablarte de las 10 tradiciones navideñas más raras que conocerás en tu vida.

Esconder escobas, bañarse en el océano y otras tradiciones raras de las celebraciones navideñasEsconder escobas, bañarse en el océano y otras tradiciones raras de las celebraciones navideñasYuganov Konstantin / Shutterstock.com

1. La cena navideña en KFC.

Aunque muchos lo crean absurdo, para una gran parte de la población japonesa es imposible concebir la celebración navideña sin comer el famoso pollo del Coronel Sanders y que se comercializa en las franquicias Kentucky Fried Chicken, más conocidas como KFC.

La tradición comenzó desde los años 70, cuando se abrió el primer KFC en Japón y al gerente se le ocurrió agasajar a los extranjeros con una cena de pollo que sustituyera la ausencia de la tradición de comer pavo. En la actualidad, la demanda de este platillo es tan alta en Navidad que en ocasiones es necesario hacer el pedido hasta diez días antes.

2. Esconder escobas en Noruega.

Los noruegos tienen muchas tradiciones raras en la Navidad, pero la que se lleva el primer lugar es la de esconder todas las escobas y otros objetos de este tipo que sirvan para hacer la limpieza del hogar.

Resulta que los noruegos creen apasionadamente en las brujas y se dice que en Navidad ellas salen a sobrevolar las casas, por lo que todos guardan sus escobas para evitar que las hechiceras puedan salir y lanzar sus encantamientos malignos.

Esconder escobas, bañarse en el océano y otras tradiciones raras de las celebraciones navideñasBilanol / Shutterstock.com

3. Una cabra de paja para atraer dinero.

Los suecos son muy creativos cuando de atraer el dinero se trata y sin lugar a dudas la extravagante tradición de la cabra gigante de paja surgió con este fin durante las celebraciones navideñas del año 1966.

Las personas que tenían negocios alrededor de la Plaza del Castillo decidieron como estrategia de venta en Navidad colocar una cabra gigante de paja de 13 metros de altura y la idea tuvo tanto éxito que se convirtió en una tradición que perdura hasta la actualidad. De hecho, la cabrita está el Libro de Record Guinness por ser la más grande del mundo de su tipo.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Fiesta Traveler (@fiesta_traveler) el

4. El sauna de Finlandia.

Los finlandeses tienen muchas tradiciones bonitas para los festejos navideños, pero una de las que más destaca es el del sauna de madera en el exterior de las viviendas para pasar el frío del invierno a la luz de las velas y en compañía de la familia y amigos.

Un aspecto fundamental de la Nochebuena en Finlandia es la comida. Cada 24 de diciembre todos preparan suculentos banquetes y el día de Navidad los familiares y amigos se reúnen para terminar con las sobras del día anterior y luego pasar al sauna todos juntos.

Quizá te interese: Una fotógrafa enseña cómo combinar luces y distorsiones para crear la foto perfecta de Navidad

5. Krampus en Austria.

Si de tradiciones raras o terroríficas de la Navidad hablamos, los austriacos podrían llevarse un gran premio, pues tienen una bestia mitológica llamada Krampus que sale cada temporada navideña para llevarse al inframundo a los niños que se hayan portado mal.

Krampus es un ser mitad cabra y mitad demonio, con cuernos y garras y forma parte de una leyenda de origen alemán. Según las creencias austríacas, él azota a los niños malos con su vara hasta que se vuelven buenos.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Tim Novak (@timdaviking) el

6. Mari Lwyd en Glamorgan, Gales.

Esta tradición del condado de Glamorgan en Gales sí que emula entre las más raras y terroríficas. Mary Lwyd es una especie de ritual que se hace cada año en Navidad y en el cual se hace una procesión con el cráneo de un caballo.

Aunque se cantan villancicos, se hacen concursos de rima y se dice que ya no se usan los huesos de la cabeza de un caballo, sino piezas talladas en madera o cartón, lo cierto es que para algunos extranjeros resulta una forma de celebrar un tanto horripilante.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de The Art Classroom (@theartclassroom) el

7. Baños de Navidad en Irlanda.

Si bien muchos irlandeses gustan de bañarse en las frías aguas de sus mares en invierno, lo cierto es que ellos tienen una linda y desinteresada tradición que lleva a muchas personas a darse un chapuzón a océano abierto en la Navidad.

Resulta que durante la temporada vacacional de Navidad se hacen baños de caridad para recaudar fondos y muchas personas acceden felices a sumergirse con tal de hacer un aporte. Eso sí, a nadie le falta su gorrito de Santa Claus dentro del mar.

Seguramente a ti también te han parecido bastante raras y extravagantes algunas de estas tradiciones navideñas. Pero, sin lugar a dudas, siempre es satisfactorio conocer otras formas de festejar esta fecha que es tan importante para casi todas las personas del mundo.  

Quizá te interese: Una Navidad distinta para Meghan Markle: la realeza le impide recibir regalos en las fiestas