ESTILO DE VIDA Y TENDENCIAS

Productos y objetos en nuestro hogar que ni te imaginas que pueden causar cáncer

Date May 11, 2018 12:44

En las cosas más inimaginables hay sustancias tóxicas que pueden a largo plazo afectar e incidir en el riesgo de cáncer. Protege a tu familia y elimina, reduce y sustituye estos objetos y productos que pueden terminar siendo un peligro.

Productos de limpieza.

Suavizantes, lavaplatos, limpiadores de alfombras y otros productos tienen formaldehído, un reconocido carcinógeno que también se encuentra en pinturas, productos cosméticos y muchas cosas más.

Evita limpiar con estos productos y, si lo haces, deja las ventanas abiertas para que las ventiles.

Envases con poliestireno.

Estos platos, vasos, tazas de espuma o rígidos están hechos a partir del estireno y este puede filtrarse en los líquidos calientes como una sopa o café. Evita comprar estos envases y disminuye su uso, por ejemplo, si compras queso, pide que te lo den en papel encerado y no las típicas bandejas de poliestireno.

Los productos cosméticos antibacterianos.

El triclosán es uno de los ingredientes más usados en cosméticos y jabones como las pastas dentales. Este químico fue prohibido por la Unión Europea; lo ideal es sustituirlos por jabones orgánicos con ingredientes más naturales.

Los insecticidas.

Contradictoriamente se matan insectos para prevenir enfermedades usando muchas veces insecticidas que pueden aumentar el riesgo de cáncer. Busca opciones más naturales y evita también los repelentes y collares contra pulgas y garrapatas.

Los ambientadores.

Si quieres una casa que huela rico deja como última opción los ambientadores, ya que casi todos contienen ftalatos que no sólo inciden en el cáncer sino que empeoran enfermedades como el asma.

Puedes usar inciensos o mezclas caseras como un vinagre refinado mezclado con unas gotas de tu aceite esencial favorito.

Los herbicidas.

Lee las etiquetas de estos productos antes de comprarlos, aunque no quieras hierbas malas en tu jardín, tampoco quieres inundar el suelo de glifosato, un carcinógeno.

Las cortinas de baños.

Y otros productos plásticos, como algunos juguetes infantiles, están hechos con PVC, este plástico libera sustancias cancerígenas y también es malo para el medio ambiente.

Cuando te das una ducha caliente esos vapores arrastran toxinas que también te pueden generar enfermedades respiratorias. Así que busca cortinas de algodón.

La nevera.

Pero las viejas que ya no producen en Estados Unidos (aunque sí en países en vías de desarrollo), pueden contener carcinógenos PCB (Policlorobifenilos).

También están presentes en lámparas fluorescentes y electrodomésticos viejos, estamos muy expuestos a él por el ambiente y también los alimentos almacenados en estas neveras.

Quizá te interese: 6 famosas que lograron vencer al cáncer de mama y ahora luchan por que no haya más víctimas

Los limpiadores en seco.

Están compuestos por percloroetileno o tetracloroetileno, siendo así carcinógenos que llevarás en tu ropa.

Los armarios.

Donde se guardan ropas lavadas en seco, piezas de madera o zapatos con betún se acumulará el percloroetileno.

Busca tintorerías que no usen este químico de limpieza y utiliza guantes al limpiar zapatos y madera.

El jardín.

En el polvo del hogar se acumulan diversos químicos y este polvo termina en la tierra o el agua, contaminando el suelo del jardín. Las dioxinas son de esos químicos y son carcinógenos, para evitarlo usa guantes cuando estés en labores de jardinería.

El sofá de la sala.

Y no tiene que ser tan viejo, antes de 2013 era muy común el uso de TDCIPP (Tris-1,3-dichloro-2-propyl-phosphate), un retardante que es carcinógeno, en colchones, muebles y afines.

El químico suele estar presente en el polvo doméstico y puede llegar hasta a la sangre de las personas, según un estudio de la Universidad Duke de Estados Unidos.

Compra uno más nuevo y verifica las etiquetas antes de comprar.

El sillón de cuero.

Y los demás objetos con cuero curtido, muebles de madera y ciertos pigmentos textiles contienen el carcinógeno cromo VI.

Según estudios en Dinamarca, la mitad de los zapatos de cuero contienen niveles de este dañino químico. Así que investiga antes de comprar.

Las velas perfumadas.

Al igual que los ambientadores, no son una buena idea, en este caso muchas de ellas tienen químicos carcinógenos como el plomo.

Tener estas cosas no significa que estás o estarás enfermo pero sí incrementará el riesgo. Si tú salud es primordial ¡ya sabes qué hacer!

Fuente: Reader'sDiggest, TrendingPosts

Quizá te interese: 5 tips que podrían alejar la posibilidad de padecer cáncer… Es cuestión de cambiar el estilo de vida


Este artículo es netamente con fines informativos. No se automedique y siempre consulte a un profesional de la salud certificado antes de usar cualquier información presentada en el artículo. El consejo editorial no garantiza ningún resultado y no se hace responsable de los daños que puedan derivarse del uso de la información indicada en el artículo.