6 señales del trastorno dismórfico corporal: Un síndrome que altera cómo te ves ante el espejo

Estilo de vida y tendencias

June 11, 2018 17:23 By Fabiosa

Todos tenemos complejos, pero en el trastorno dismórfico corporal, éstos se vuelven obsesiones y se altera la visión de la imagen corporal, causando ansiedad y vergüenza por defectos inexistente, absorbiendo así gran parte del día y dificultando las relaciones personales y laborales.

Pero no todos perciben cuando una u otra persona tiene este trastorno, y tanto hombre como mujeres llegan a sentir autodesprecio al padecerlo.

Sus causas no son claras, pero puede influir el entorno. Las personas en situación de riesgo son aquellas que sufren de presión social por su físico, quienes sufrieron traumas o abusos y quienes sufren de ansiedad, trastorno obsesivo-compulsivo (TOC) o depresión.

En los peores casos pueden llegar a fuertes desórdenes de ansiedad, problemas de salud, trastornos alimenticios y hasta pensamientos suicidas.

Síntomas que podrían indicar que padeces este trastorno sin saberlo

Tienen una percepción irreal de su cuerpo

Creer que en una zona hay grasa de más pese a que la estatura y peso indiquen un cuerpo saludable o verse con una talla de brasier menor de lo que es.

Quienes sufren de TDC cuando dibujan su silueta hacen una imagen desproporcionada a la realidad porque se ven de otro modo.

Pueden estar horas pensando en sus defectos

No como cuando se desea tener el cuerpo de una actriz y es un pensamiento fugaz, en el TDC se tienen una conciencia e insatisfacción excesiva sobre los defectos reales y aquellos inventados por la mente.

Quienes padecen de este trastorno pueden pasar horas frente a un espejo o mirando sus fotos para estudiar sus defectos.

Luchan contra el comportamiento compulsivo

Es un comportamiento que puede ayudar a la ansiedad que causa el trastorno pero es similar a trastorno obsesivo-compulsivo (TOC).

Suelen tener tics compulsivos como pellizcarse, rascarse o acicalarse excesivamente. Uno de los más comunes es mirar constantemente el espejo o mirar a todos en una habitación para compararse con las otras personas.

Quizá te interese: Se entregó al sedentarismo y a la mala alimentación hasta que una foto cambió su modo de ser

Se obsesionan con su físico

Es normal que siempre estén ejercitándose, haciendo dieta y hasta gasten en cirugías plásticas.

En su afán por criticarse a sí mismos, buscan cómo compensar esas 'fallas' entrando en un ciclo donde buscan perder peso de manera compulsiva y creen que están engordando, o buscan aumentar la musculatura así sea ya más atlético de lo común.

Esto los lleva a realizar ejercicio excesivo y caer en anorexia y la bulimia. La cirugía estética y tratamientos estéticos son otras cosas que se pueden volverse recurrentes.

Rinoplastias, liposucciones y otros procedimientos son comunes, y generan un gran peligro al ser excesivos, como una persona sin grasa que desea hacerse liposucciones.

Tienen una constante necesidad de buscar aprobación de los demás

Esto afecta sus relaciones ya que quieren aprobación pero tienen miedo a ser juzgados, además que por más que les digan que no tienen el defecto, por ejemplo, 'no estás gorda', ellos no pueden verlo por su visión distorsionada de su imagen corporal.

Las relaciones personales y laborales tienden a fracasar

Todos estos síntomas roban tiempo a quienes tienen TDC, en promedio, entre 3 a 8 horas diarias, dificultando así un rendimiento académico o laboral.

Pero también afectando la intimidad y los círculos más cercanos como la familia, más cuando se niegan a recibir ayuda.

Las obsesiones que les ocasiona el trastorno los hace alejarse de estas personas por estar fijados en sus pensamientos obsesivos y por evitar que los juzguen.

Para prevenir estos trastornos no hay métodos claros, pero criar a los niños con valores de amor propio y reforzar su autoestima es clave. El trastorno dismórfico corporal afecta el día a día de quienes lo sufren, por eso si ves estos síntomas en ti o en alguien cercano no dudes en buscar ayuda psicológica para una pronta recuperación, pero lo más importante es el reconocimiento propio del paciente para su autosuperación.

Fuente: Reader'sDiggest, MayorClinic

Quizá te interese: A los 14 años pesaba apenas 29 kilos y casi muere. Ahora muestra muy orgullosa sus curvas


El material en este artículo solamente tiene fines informativos y no reemplaza el asesoramiento de un especialista certificado.