ESTILO DE VIDA Y TENDENCIAS

La acusaron de matar a su sobrino, así que la mujer más gorda del mundo decidió bajar de peso

Date May 25, 2018 15:50

Mayra Rosales, la que fuera la mujer más gorda del mundo, está irreconocible. La mujer de 37 años llegó a pesar hasta 479 kilos, e incluso enfrentó acusaciones por el asesinato de su sobrino hasta que decidió darle un giro radical a su vida.  Rosales fue uno de los casos más extremos de obesidad mórbida que sacudió al mundo. Con 470 kilos de sobrepeso, Mayra vivía postrada en su cama, sin poder valerse por sí sola.

Royce Jalazo / YouTube

Su sobrepeso la mantenía confinada en su habitación, de donde ni siquiera podía salir debido al ancho de su cuerpo. De hecho, Mayra no podía caminar y era su esposo, para aquel entonces, quien cuidaba de ella y la ayudaba para todo, incluso bañarse.

Saltodemata / Shutterstock

Mayra luchó con problemas de tiroides toda su vida, hasta que finalmente le diagnosticaron linfedema, una enfermedad que trae como consecuencia el aumento desmedido de las extremidades debido a una alteración del sistema linfático.

Heraz tipor / YouTube

Cuando Mayra por fin decidió hacer un cambio en su vida, requirió la ayuda de 10 hombres y un camión de mudanzas para poder movilizarla. La mujer tomó esta decisión impulsada por el escándalo y la humillación en la que se vio envuelta luego de que se viera involucrada en un juicio por asesinato.

svershinsky / Shutterstock.com

En el 2008, Rosales fue acusada del asesinato de su sobrino Eliseo Rosales. Al principio, Mayra confesó que había matado sin querer a su sobrino, alegando que se cayó y accidentalmente aplastó al niño con su mano derecha.

Quizá te interese: Esta mujer perdió 68 Kg de sobrepeso pero dejó de ser atractiva para los hombres

Sin embargo, pronto se descubrió que Mayra, en realidad, estaba encubriendo a su hermana. Eliseo murió por un golpe a la cabeza y, debido a la inmovilización que Rosales sufría por su peso, era imposible que ella fuera la responsable.

El juicio y el escándalo al que se vio sujeta le dieron el impulso que tanto necesitaba para cambiar sus hábitos. Así que Mayra decidió someterse a una cirugía para colocarse una banda gástrica ajustable.

Royce Jalazo / YouTube

A pesar de su condición y del alto riesgo de la operación, Rosales sobrevivió e inició un estricto régimen de dieta y ejercicios. Además, también tuvo que realizarse varias cirugías para retirar el exceso de piel.

Finalmente, Mayra logró rebajar alrededor de 400 kilos, es decir, el 80 % de su masa corporal. Este radical cambio no vino sin sacrificios. Además de ajustar sus hábitos alimenticios, Rosales también tuvo que asistir a terapia física para aprender a caminar debido a los años que paso inmóvil en su cama.

En una entrevista para Access Hollywod, Mayra dijo que su forma de ver la vida también cambió: “Antes vivía para comer, ahora como para vivir”. En la actualidad, Rosales pesa 69 kilos y sigue trabajando para adelgazar un poco más. Su dieta es alta en proteínas y vegetales, come muy pocos carbohidratos y dejó por completo las grasas y frituras.

Definitivamente, esta es una historia llena de inspiración que demuestra que solo hace falta proponerse algo para conseguirlo, sin importar el peso de los obstáculos.

Fuente: Cheat Sheet

Quizá te interese: Era una adicta a la comida y, cuando el sobrepeso amenazó su vida, decidió hacer algo al respecto