ESTILO DE VIDA Y TENDENCIAS

No hay excepciones: 8 cosas que, bajo ningún concepto, debes considerar comprarlas usadas

Date May 31, 2018 23:05

Comprar objetos usados en ventas de garaje o darle una vuelta a la tienda de segunda mano de tu cuadra es una excelente forma de ahorrar dinero y conseguir gangas en cosas que, de otra forma, podrían llevarse una buena parte de tus ingresos.

Joyseulay / Shutterstock.com

Sin embargo, hay ciertos objetos que nunca, nunca, nunca deberías comprar de segunda mano, ya que podrías terminar pagando con creces su valor debido a su mal funcionamiento o los riesgos para tu salud que traen consigo.

Aquí te dejamos una lista de 8 cosas que nunca deberías comprar de segunda mano porque los problemas que traerían consigo no lo valen:

1. Maquillaje

Vladimir Gjorgiev / Shutterstock.com

Como regla general, no deberías comprar ningún producto que en algún momento esté en contacto directo con la piel de su dueño anterior (y que no puedas lavar). El maquillaje, lociones y brochas usadas, por ejemplo, no solo pueden causar brotes de acné, sino que también pueden traer consigo problemas más serios como herpes labial, conjuntivitis e infecciones por estafilococo. Así que ya sabes, es mejor despilfarrar un poco en productos nuevos que gastar el dinero que te ahorraste más adelante en citas médicas.

2. Zapatos

Los zapatos tienden a tomar la forma de su dueño, por lo que comprarlos usados significa que, tal vez, no te queden bien. Además, usar zapatos que no se amolden a tu tipo de pie puede causarte dolor al caminar, inflamación, ampollas, dolores de espalda e incluso lesiones en tus pies.

Quizá te interese: 12 cosas que no deberían ser publicadas en redes sociales bajo ningún concepto

3. Muebles y accesorios para bebé y niños

Mallmo / Shutterstock.com

Es mala idea compara de segunda mano cunas, asientos para el carro, coches, muebles e incluso ciertos juguetes y accesorios para bebés o niños. Los lineamientos de seguridad para este tipo de objetos cambian constantemente, por lo que te arriesgas a que la bellísima cuna que conseguiste en una ganga pueda que, en realidad, el fabricante la haya retirado del mercado porque descubrieron algún imperfecto que representa un riesgo para la seguridad de tu bebé. Además, cosas como juguetes o accesorios pueden contener restos de plomo y causar que tu pequeño se envenene.

4. Cascos

Suradech Prapairat / Shutterstock.com

Al igual que las cositas para bebés, la tecnología usada para desarrollar los cascos para bicicletas y motos se actualiza constantemente, por lo que es mejor comprar uno nuevo de mercado antes que ese casco viejo que conseguiste en una venta de garaje. Además, los cascos están diseñados para protegerte de un solo accidente y, realmente, no hay forma de saber por cuánto pasó ese casco usado.

5. Colchones y ropa de cama

FotoDuets / Shutterstock.com

Una palabra: ¡chinches! Si compras un colchón o juegos de sábana usados te arriesgas a darles la bienvenida a estos asquerosos insectos que muy pronto pueden infectar toda tu casa. Es cierto que lavar la ropa de cama tan pronto como llegues a tu casa puede matar a estos parásitos, pero solo basta que la dejes a un lado para que tengas un grave problema en tus manos. Y ni hablar de lavar un colchón usado, lo mejor que puedes hacer es dejar pasar esa oferta y dirigiré a una tienda oficial.

Quizá te interese: Expertos afirman que estos 5 objetos de uso cotidiano contienen más gérmenes que un inodoro

6. Computadoras

MorePixelsShutterstock / shuuterstock.com

Sí, las computadoras pueden llegar a ser increíblemente caras, pero prometemos que vale la pena hacer esta inversión. Según la experta en finanzas personales Maryalene LaPonsie, las computadoras usadas, por ejemplo, “son un signo de interrogación gigante”. En realidad, no puedes estar 100 % seguro de cómo ni para qué la emplearon y, si no eres un experto en tecnología, te arriesgas a tener algún programa dañino dando vueltas en tu disco duro. Por si fuera poco, si esa computadora usada no ha recibido un mantenimiento adecuado, su vida útil puede ser más corta de lo que te imaginas.

7. Electrodomésticos

Clari Massimiliano / Shutterstock.com

La regla anterior también aplica para electrométricos como, por ejemplo, aspiradoras, cornetas, regletas y televisores. Es cierto que estos objetos pueden ser costosos, pero comprarlos de segunda mano significa que buena parte de su vida útil ya pasó y que podrías llegar a invertir bastante dinero en reparaciones. Las aspiradoras, por ejemplo, generalmente reciben bastantes golpes mientras las llevan de un lado a otro —sin contar con que traen gérmenes y suciedad de otra casa—, lo que significa que su funcionamiento ya puede estar comprometido. Por otro lado, el simple hecho de que alguien quiera deshacerse de su televisor pantalla plana es una señal de alerta de que no todo funciona como debería.

8. Alfombras

PhotoMediaGroup / Shutterstock

A menos que quieras tener moho, alergénicos y manchas extrañas en tu casa, te recomendamos que compres una alfombra nueva. Después de todo, no importa qué tanto restriegues esa mancha, lo más probables es que no salga.

A veces, en aras de ahorrar algo de dinero, terminamos tomando malas decisiones que a la larga representan una complicación más que requerirá una nueva inversión. Toma nota de estos 8 objetos que bajo ningún concepto deberías comprar usados y cuéntanos, ¿hay algo más que agregarías a esta lista?

Fuente: Insider

Quizá te interese: ¡Compró una cámara antigua de segunda mano sin saber que contenía un rollo lleno de sorpresas!