La rutina de yoga que Meghan Markle utiliza para tener un cuerpo capaz de enamorar príncipes

Estilo de vida y tendencias

September 19, 2018 23:45 By Fabiosa

Meghan Markle es una fanática de los deportes. Además de Pilates y correr, el yoga es una parte importante de su rutina de ejercicios. A pesar de su apretada agenda, la duquesa de Sussex practica al menos dos veces a la semana, o al menos, lo hacía antes de casarse con el príncipe Harry.

undefinedgettyimages

El amor por el yoga viene de familia. Su madre, Doria Ragland, es instructora de yoga e introdujo a su hija a la práctica a los siete años, según la revista Best Health

undefinedgettyimages

Esa pasión por un estilo de vida saludable y el empoderamiento femenino es algo que Meghan volcó en su sitio web de estilo de vida, 'The Tig', que cubrió temas como imagen personal, comida, viajes y decoración antes de que el sitio se cerrara en abril de 2017.

undefinedgettyimages

La práctica de yoga de Meghan es literalmente un entrenamiento de pies a cabeza, pues inclusive usa una rutina de ejercicios de yoga facial de la esteticista Nichola Joss para lograr una piel brillante, reducir las líneas de expresión y crear una apariencia más esculpida en pómulos y mandíbula.

Quizá te interese: ¿Meghan Markle renunciará al feminismo? Su lenguaje corporal parece revelar la verdad

Y en cuanto al resto de su cuerpo, Meghan prefiere una clase de yoga con música hip-hop. Antes de unirse a la familia real, era una cliente habitual de 'Y7 Yoga', un estudio de yoga hip-hop con sedes en Los Ángeles y Nueva York.

undefinedfizkes / Shutterstock.com

Además, la duquesa acredita a uno de sus gurús favoritos, el instructor de yoga canadiense Duncan Parviainen, por hacerla enamorarse de la práctica.

Meghan también es una gran admiradora de la clase estadounidense 'Pilates Platinum', que reinventa la rutina de Pilates con una sesión de ejercicios cardiovasculares y de entrenamiento de fuerza. Una clase de 55 minutos puede quemar 700 calorías y unos abdominales de infarto.

undefinedESB Professional / Shutterstock.com

A continuación te compartimos una sencilla rutina de ejercicios como las que la mismísima Meghan realizaba:

Postura del Guerrero.

undefinedkudla / Shutterstock.com

Coloca los pies separados y extiende los brazos hacia un lado, paralelos al piso. Mantén tus omóplatos relajados y permite que tus palmas estén boca abajo.

Luego, gira ligeramente el pie izquierdo. Deja que tus dedos del pie derecho miren hacia la parte superior de tu estera o tapete de yoga. Tu talón derecho debe estar alineado con el arco de tu pie izquierdo.

Exhala y dobla la rodilla derecha 90 grados. Mantén esta postura en el transcurso de cinco respiraciones. Repite en el otro lado.

Postura del perro hacia abajo.

undefinedAllgord / Shutterstock.com

Es una pose de yoga clásica. Comienza en cuatro patas, luego coloca tus manos en línea con los hombros y arrastra hacia abajo en el piso con los dedos.

Mantén los brazos estirados mientras levantas las caderas hacia el techo y estiras las piernas. Mantener por 10 respiraciones.

Postura del puente.

undefinedfizkes / Shutterstock.com

Comieza acostada sobre tu espalda. Dobla las rodillas y coloca los pies separados a la altura de las caderas.

Al inhalar, levanta las caderas y presiona los pies firmemente contra el suelo. Alarga tu cóccix. Mantén los brazos a los lados con las palmas hacia abajo. Mantén por 10 respiraciones.

Postura del cadáver.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Corpse pose. The end of each workout is spent in meditation, allowing my breath to help my body recover from what I just put it through. This used to be the hardest pose for me. It takes training to still your mind and not run through a list of things you have to do. But, the work you do exercising control of your mind helps you to concentrate on a muscle you're working and get more out of a workout. It helps you to balance better. It helps you to more easily perform more complex exercises and poses. It gives you confidence and calmness in all areas of your life - not just in your daily workouts. I have found meditation exercises to be a profound change in my life. I can more easily remain non- reactive to once upsetting circumstances. ☮️ #resist50 #fridayfitness

Una publicación compartida por Robin Rufe (@rmrufe) el

El final de cada entrenamiento se dedica a la meditación, lo que permite que mi respiración ayude a mi cuerpo a recuperarse de lo que acabo de pasar. Esta solía ser la postura más difícil para mí. Requiere entrenamiento para aquietar tu mente y no ejecutar una lista de cosas que tienes que hacer. Pero, el trabajo que haces ejerciendo el control de tu mente te ayuda a concentrarte en un músculo que estás trabajando y aprovechar al máximo un entrenamiento. Te ayuda a equilibrarte mejor. Te ayuda a realizar más fácilmente ejercicios y poses más complejos. Le da confianza y tranquilidad en todas las áreas de su vida, no solo en sus entrenamientos diarios. He encontrado que los ejercicios de meditación son un cambio profundo en mi vida. Puedo permanecer más fácilmente no reactivo a las circunstancias que una vez fueron molestas.

La pose del cadáver es la posición final de yoga.

Acuéstate de espaldas. Permite que tus dedos se desplieguen a cada lado. Coloca los brazos a los lados con las palmas hacia arriba.

Relaja tus músculos faciales mientras te ablandas en el piso. Mantener durante todo el tiempo que desees.

Como ves, la rutina es facilísima y la puedes realizar desde la comodidad de tu casa, sin ningún tipo de aparatos y en menos de una hora. Complementa tu entrenamiento con una alimentación saludable y pronto verás resultados en tu cuerpo.

Fuente: The Sun, The Insider, Yoga Outlet, Best Health Mag

Quizá te interese: 6 razones por la que el príncipe Harry está totalmente enamorado de Meghan Markle


Este artículo tiene fines informativos únicamente. Antes de utilizar la información proporcionada anteriormente, consulte a un especialista certificado. El uso de la información descrita anteriormente puede ser perjudicial para la salud. El consejo editorial no garantiza ningún resultado y no asume ninguna responsabilidad por los daños u otras consecuencias derivadas del uso de la información proporcionada con anterioridad.