PSICOLOGÍA

Madre por vocación: Le dijeron que no podía tener más hijos, pero ella no se rindió

Date August 10, 2018 16:05

Cuando Shea Villamor dio a luz a su tercera hija, recibió la noticia de que no podía tener más hijos. Para muchas familias, tres pequeños es un número más que suficiente. Sin embargo, este no era el caso de esta madre de Las Vegas, Estados Unidos. Según cuenta, ella simplemente no sentía que hubiera terminado de tener hijos.

¿Adoptar era la respuesta?

Durante un tiempo, Shea se dedicó a investigar y reflexionar seriamente sobre la posibilidad de adoptar un bebé para ampliar su familia. Después de todo, ya tenían tres hijas, pero ¿era suficiente para ellos?

En su proceso de búsqueda encontró también la posibilidad de convertir a su familia en un hogar de acogida para niños que aún no han sido dados en adopción. Finalmente, decidió plantearle esta posibilidad a su esposo, quien le respondió:

Si realmente lo deseas y piensas que es lo correcto para nuestra familia, por mí está bien.

Fue así como dieron inicio a los trámites y, poco tiempo después, el mismo día que su hija menor cumplía tres años, recibieron una llamada telefónica. Del otro lado de la línea, un asistente social les informaba que había un niño de solo 9 días de nacido que esperaba por un hogar de acogida. Ese mismo día fueron a recogerlo al hospital.

Los retos de la adopción.

Fue amor a primera vista. Shea, su esposo y sus hijas, se enamoraron inmediatamente del pequeño. “Nunca podría haber imaginado que sentiría exactamente lo mismo con un niño que yo no he dado a luz”, expresa Villamor.

Quizá te interese: Sus padres la abandonaron por nacer con una deformidad, pero unos extranjeros se fijaron en ella

El proceso para pasar de ser un hogar de acogida a convertirse en la familia adoptiva del bebé no fue sencillo. En el proceso, tuvieron que hacer acopio de mucha paciencia y fortaleza espiritual, hasta que finalmente se oficializó la adopción.

Sin embargo, Shea no había terminado. Solo un año y medio después de vivir la experiencia con el pequeño Heath, la familia decidió iniciar el proceso nuevamente con una niña recién nacida que venía con un reto nuevo: era afrodescendiente.

La mujer no tenía ningún problema para aceptar el color de piel de la pequeña, pero sí temía la reacción de su entorno y dudaba de su capacidad para defenderla del racismo que la rodeaba. Sin embargo, no lo pensó mucho, simplemente tomó a la bebé entre sus brazos y la llevó a casa con el mismo amor que a sus primeros cuatro hijos.

Un millón de formas de ser mamá.

Shea Villamor encontró en la maternidad su mayor vocación, por eso se esforzó por construir una gran familia. Pero su pasión no terminó ahí. Ahora también tiene un blog llamado Un millón de formas de ser mamá, donde comparte todas sus experiencias como una afortunada madre de 5 hijos.

En esta publicación, comparte su historia como hogar de acogida y madre adoptiva, pero también aborda otros temas de interés general que pueden ser útiles para cualquier madre o padre. Recetas simples, formas de ahorrar, consejos de crianza, son algunos de los asuntos que aborda esta extraordinaria madre.

Shea nos enseña que para una madre, no hace falta haber dado a luz a un niño para sentirlo como un hijo en el corazón. La vocación y fortaleza de esta supermamá es una inspiración para todas las madres y las mujeres que sueñan con serlo alguna vez.

Fuente: Love What Matters, Million Ways to Mother, Lou Lou and Company

Quizá te interese: Fue huérfano gran parte de su vida, hasta que conoció a una familia que supo ver su gran corazón