PSICOLOGÍA

Su mejor amigo es sordo y ciego, pero halló la forma de narrarle los partidos de fútbol, aunque sean rivales

Date June 27, 2018 16:48

José Richard sufre el Síndrome de Usher, una rara condición genética que deja progresivamente a quienes la padecen con sordera profunda y sin visión. César Daza, quien ahora es su mejor amigo, creó la Fundación Sin Límites S. C. para apoyar a la comunidad sordo-ciega, y ahí conoció a José.

Cuando José nació los médicos diagnosticaron un problema auditivo. A los 5 años de edad sus síntomas se agravaron y perdió por completo la capacidad de escuchar, hasta que a los 9 años se le diagnosticó sordera profunda.

Quizá te interese: Él es ciego, pero eso no ha evitado que se convierta en el asesor legal de Google… ¡nada más!

Para empeorar las cosas, a los 15 años comenzó a perder la visión. Por ello tuvo que dejar la escuela, pero no se rindió. Aprendió a utilizar el bastón, escribir y leer en braile, y así logró culminar sus estudios. Luego asistió a la Fundación Sin Límites y conoció a quien ahora es su mejor amigo, César.

Juntos son hinchas del fútbol colombiano, aunque de equipos rivales. Pero eso no ha impedido que su amistad crezca y nos dé una importante lección.

Cada que asisten al estadio, César le describe cada detalle a su amigo: 

Intento narrarle cuántas personas hay, dónde estamos ubicados, quién está cerca de nosotros (…), que él pueda sentirse en la situación y disfrutar de la experiencia como un vidente, oyente o hablante.

Su sistema de comunicación es bastante ingenieso y ha sido perfeccionado con el tiempo, de modo que José pueda visualizar cada detalle del juego, el estado e inclusive lo que pasa en las gradas. Con sus manos enlazadas, César traza la ruta que recorre el balón a través de la cancha, una tabla de 30 cms por 20 cms, pero también le señala a su amigo las faltas con un tirón de su playera, un gesto de la boca cuando el árbitro pita, con la mano cuando hay tarjeta amarilla, etcétera.

En el partido Barca-Girona con Cesar y Jose Richard de Colombia. José Richard es ciego y sordo, pero César lo ayuda a seguir los partidos con una tabla de madera que sirve como el terreno de juego, y un sistema de lenguaje de señas que idearon ellos mismos. Increíble de ver.

Los dos han asistido a una innumerable cantidad de juegos, pero su historia se volvió viral luego de que un vídeo circulara en las redes sociales, mostrando a ambos amigos apoyando a Colombia en su encuentro contra Japón en el Mundial de Rusia 2018.

Tanto en los buenos momentos como en las adversidades, siempre habrá un amigo sincero a nuestro lado, y tanto José como César demostraron ser inseparables. ¡Qué gran lección nos han dado ambos!

Fuente: Diario, La República, El Tiempo, Cadena Ser

Quizá te interese: Esta niña de 5 años lleva a su padre ciego a trabajar en una granja todos los días