INSPIRACIÓN

Aishwarya Rai fue la mujer más bella del mundo en 1994, y así luce hoy en día, 24 años después

Date May 11, 2018 17:11

Aishwarya Rai fue una joven de familia india común. Su familia era pequeña, pues sólo tenía un hermano. Tras su nacimiento, su familia se fue a vivir a Mumbai, donde los chicos vivieron su infancia. La chica siempre se destacó por ser una alumna de primera, además de por tener una gran inclinación por el baile y la música clásica. Al llegar a la adolescencia, resaltó por su belleza, vivacidad y popularidad entre sus amigos.

Tras su graduación, Aishwarya ingresó a la universidad, de donde se graduó en la carrera de arquitectura. Pero su primer trabajo provino de un mundo totalmente distinto: una agencia de modelaje. El gran impulso de su vida llegó en el año 1994, cuando participó en el concurso de belleza Miss Mundo, en el cual arrasó con la corona.

Su belleza opacó a las demás concursantes y, tras su coronación, recibió cientos de propuestas para hacer comerciales publicitarios y cine. Así, la joven se convirtió en el rostro de Pepsi en India, prestó su imagen para marcas de la talla de Dios y Chanel, y hasta llegó a adornar la portada de la revista Vogue.

Su debut en la pantalla grande ocurrió en el año 1997 en el largometraje Duet, pero la película fue muy criticada y no tuvo éxito. En el año 2002, Rai volvió a presumir de sus habilidades histriónicas en el film Devdas, conocida como la película más éxitos de la historia de Bollywood; de hecho rompió records taquilleros en India y EE. UU. Su éxito llevó a la película a ser la primera de Bollywood en exhibirse en el Festival Internacional de Cannes, en el año 2003.

Tras conseguir su popularidad en el mundo entero, Rai decidió que estaba lista para conquistar Hollywood y en el año 2004 llegó su primera protagonización de una película en inglés: Bodas y prejuicios. De hecho, Rai fue la primera mujer india a quien le crearon su versión en cera en el museo Madame Tussauds.

Quizá te interese: Un romance de ensueño: Carlos Mota y la Miss Mundo 2015 están más enamorados que nunca

Su vida profesional siempre ha ido viento en popa, aunque su vida personal no había sido tan afortunada, al menos no hasta ese momento. Rai sostuvo una relación turbulenta con el actor indio Salman Khan durante varios años, aunque siempre la mantuvieron oculta dada la prosperidad laboral de la actriz. Los padres de Rai no autorizaron a Khan para casarse con su hija, así que en el año 2004 finalmente se separaron.

Más adelante, Aishwarya conoció a Abhishek Bachchan con quien inició una relación que, tras varios años, terminó en compromiso y posterior boda el 20 de abril de 2007 en Mumbai. Hasta hoy, Rai considera a su esposo como el gran amor de su vida.

Para el año 2011, le daba la bienvenida a su hija, pero, a pesar de la felicidad que embargó su vida, Aishwarya no pudo evitar aumentar considerablemente de peso debido a los cambios hormonales en su cuerpo. Las críticas no tardaron en arreciar en su contra.

Embed from Getty Images

En su país natal, India, la atacaron por haberse convertido en una simple ama de casa adinerada que ya no cuidaba su figura, sobre todo luego de haber sido su musa, su inspiración. El aumento de peso de Rai implicó una deshonra para su nación.

Embed from Getty Images

Más allá de las críticas que recibía, Aishwarya decidió cambiar su estilo de vida para perder el peso extra que tenía y recuperar la silueta con la que había conquistado la corona de la belleza mundial. Así, en el año 2016, para el Festival de Cine de Cannes, Aishwarya apareció muchísimo más delgada y despampanante.

En realidad, Rai nunca perdió la belleza que la caracterizaba, incluso con unos kilos de más, pero su reaparición dejó a cientos de personas perplejas, pues había florecido  otra vez para demostrarle al mundo que lo esencial radicaba en su poder interior.

Hoy en día, Rai disfruta de su popularidad, sus éxitos y su hermosa familia, además de haber recuperado la admiración de su público y su esbelta silueta.

Fuente: Qué Pasada

Quizá te interese: En Polonia eligen a la primera Miss Mundo en silla de ruedas y así rompen los estereotipos de belleza