Ella es Primrose, una niña de ojos plateados que, luego de ser abadonada, consiguió su hogar

Inspiración

July 7, 2018 03:59 By Fabiosa

Hay millones de parejas alrededor del mundo que esperan poder convertirse en padres en algún momento, pero que, una vez agotadas todas las posibilidades, recurren a la opción más viable y altruista que puede existir: la adopción. Darle a un niño no deseado el calor de un hogar y una vida promisoria es una de las acciones más admirables en la humanidad. Esta acción se vuelve mucho más conmovedora cuando se trata de un pequeño con algún tipo de enfermedad o deficiencia, rechazado por sus padres por no haber nacido “normal”.

 Desafortunadamente, muchos pequeños hoy en día nacen con enfermedades difíciles de tratar y, en lugar de recibir amor y comprensión por parte de sus familiares, reciben desdén y abandono. Ése es el caso de Primrose, una niña que, debido a la enfermedad con la que nació, terminó abandonada en un orfanato.

Special Books by Special Kids / Facebook

Primrose nació en una aldea china y, al momento de su nacimiento, los médicos le diagnosticaron glaucoma congénito y discapacidad auditiva. La niña pasó sus primeros 2 años en el orfanato y no fueron nada fáciles para ella; su enfermedad no se trataba adecuadamente y terminó por añadirle a su lista de problemas de salud, una ceguera total. Sus ojos adquirieron un color plateado y su problema auditivo empeoró mucho más.

Special Books by Special Kids / Facebook

Quizá te interese: Sus padres la abandonaron por nacer con una deformidad, pero unos extranjeros se fijaron en ella

La niña se vio sometida a una soledad devastadora y al vacío de no tener una familia, pues los padres que iban al orfanato preferían adoptar a otros niños cuyas condiciones fuesen diferentes. Nadie parecía interesado en darle a la pequeña el calor de hogar que necesitaba. No obstante, un día, su historia cambió.

FamVeld/ Shutterstock.com

Una pareja de Georgia, Estados Unidos, vio la foto de la niña en el perfil oficial de Facebook del orfanato y, sin razón alguna, decidieron que ella era la hija que siempre habían estado buscando. Chris Austin, el padre, recuerda el emotivo momento con estas palabras:

Desde que vimos la foto supimos que la queríamos y que era nuestra hija.

Special Books by Special Kids / Facebook

En ese mismo momento empezaron con todos los trámites para llevar a cabo el proceso de adopción y decidieron viajar a China para conocer a la bebé que se convertiría en su hija. De igual modo, quisieron empezar a darle el calor de hogar que ella requería cuanto antes, por lo que viajar a verla les parecía la opción más acertada.

Special Books by Special Kids / Facebook

Hoy en día, Primrose forma parte de la familia Austin y ha encontrado en sus padres adoptivos lo que sus padres biológicos no pudieron brindarle: amor, comprensión, ternura, paciencia y un agradecimiento infinito por haber llegado a sus vidas. Sin duda alguna, los padres de la pequeña se sientes muy orgullosos de que haber sido benditos con un ser tan especial como ella.

Fuente: Viralistas, Special Books by Special Kids / Facebook

Quizá te interese: Fue huérfano gran parte de su vida, hasta que conoció a una familia que supo ver su gran corazón