Revelaron por qué Meghan Markle no le prometió obediencia al Príncipe Harry en sus votos nupciales

Inspiración

May 30, 2018 17:04 By Fabiosa

Meghan Markle no prometió “obedecer” al Príncipe Harry en sus votos. Su decisión es en realidad parte de una larga tradición y a continuación te contaremos cada detalle.

El protocolo de boda que rigió la ceremonia nupcial del Príncipe Harry y Meghan Markle el pasado 19 de mayo se considera histórico y antiguo. Muchas de sus frases se remontan al Libro de Oración Común que data del siglo XXVI.

No obstante, aunque los libros que guiaron la ceremonia se remontan a hace cinco siglos, hubo momentos que fueron cambiados por las típicas frases que se utilizan en la realeza desde hace algunos años.

 

Las palabras pronunciadas por el Príncipe Harry y Meghan fueron consentidas y confirmadas en la Iglesia de Inglaterra antes de la ceremonia, cambiando así parte del protocolo a textos más actuales.

Uno de esos ajustes tradicionales fue la decisión de Meghan de no prometerle obediencia a su esposo, como es de costumbre.

El Príncipe Harry y Meghan declararon que se amarían, consolarían, honrarían, protegerían y serían fieles el uno al otro durante la ceremonia. Lo que parece extraño es que con tanto juramento de amor, la palabra “obediencia” se haya borrado de las líneas nupciales, pero todo esto tiene una significativa razón y no fue por mera casualidad o capricho.

Embed from Getty Images

La decisión de la nueva realeza de no prometer obedecer al Príncipe Harry no es exactamente innovadora. Ese cambio en las líneas nupciales ha evolucionado a lo largo de muchas décadas, basándose en un estereotipo que también ha cambiado desde hace años hasta la actualidad.

La palabra “obedeceré” está incluida dentro de los típicos votos matrimoniales:

“Prometo amarte, apreciarte y obedecerte” (en inglés, “love, cherish and obey”).

Embed from Getty Images

Según el diario “New York Times”, la Princesa Diana quiso eliminar ese voto el día de su matrimonio. Luego de serias discusiones y debates con el arzobispo de Canterbury, Robert Runcie, aceptaron esta innovación.

Embed from Getty Images

En el Libro de Oración Común Original, los votos para la esposa son ligeramente diferentes a los del hombre: él promete amarla, consolarla, honrarla y conservarla; mientras que ella promete amar, honrar y cumplir, pero también obedecer y servir. Desde hace décadas, esto ha generado mucha controversia.

 

Quizá te interese: Después de muchas especulaciones, se anuncia oficialmente el compromiso de Meghan Markle y el Príncipe Harry

 

Pero, aun así, la liturgia se mantuvo bastante intacta, salvo el hecho de Meghan recitar la palabra "obedecer", cumpliendo la voluntad de la Princesa Diana tal y como dijo el día de su matrimonio con el Príncipe Carlos, en 1981.

Embed from Getty Images

Fuera de las decisiones reales, el Consejo de Arzobispos de la Iglesia de Inglaterra ha reconocido formalmente problemas con la palabra "obedecer",  hecho que tras la modificación que hizo la Princesa Diana en sus votos nupciales, generó más discusión.

En el 2006, este Consejo publicó un informe sobre violencia doméstica y señaló que la promesa era parte de "normas o expectativas de mujeres y hombres dentro del matrimonio" consideradas problemáticas y obsoletas. Aunque ya para esta fecha Diana había fallecido, muchos honran en su nombre esta modificación en la liturgia nupcial.

Embed from Getty Images

Pero el hecho de que algunos fieles de la Iglesia de Inglaterra hayan optado por omitir el "obedecer" hace casi un siglo, no significa que la realeza haya hecho lo mismo.

Cuando la Reina Isabel se casó con el Príncipe Felipe en 1947, hubo un debate público sobre si una futura reina debería estar prometiendo obediencia a alguien. Pero ella decidió que independientemente de su papel como Reina, su papel como esposa sería tradicional.

Embed from Getty Images

Algunos miembros de la familia real británica siguieron prometiendo obedecer incluso después de eso. Aunque el Príncipe William y Kate Middleton siguieron los pasos de sus padres. Más recientemente, en el matrimonio del hijo menor de la Princesa Diana, se siguió esta tradición.

Embed from Getty Images

Es por esta razón que la decisión de Markle sobre no "obedecer" no debería sorprender a nadie y según declara, la Duquesa de Sussex ha señalado planear continuar esa defensa como miembro de la familia real.

Estamos seguros de que Meghan no dejará de ser noticia al salirse de algunos protocolos de la gran familia de la corona británica.

Fuente: El país

Quizá te interese: Meghan Markle le rindió tributo a su nueva familia real al portar una tiara muy especial