Una condición médica le impedía convertirse en madre, entonces su hermana gemela le dio el mejor obsequio

Inspiración

April 12, 2019 18:04 By Fabiosa

Jill Noe y Whitney Bliesner, son dos hermanas de 34 años que, al igual que todos los gemelos, comparten un vínculo muy especial que va más allá de la lealtad familiar y recientemente lo han comprobado de la forma más especial.

Cuando era solo una adolescente, Jill fue diagnosticada con un raro desorden que produce tumores en el cerebro, la médula espinal y los nervios. A causa de esta enfermedad y las sucesivas intervenciones que le fueron realizadas, ella perdió casi la totalidad de la escucha y uno de sus ojos se cerró.

Quizá te interese: ¿Felices los cuatro? Gemelos idénticos se casarán con gemelas idénticas y vivirán todos juntos

Pero a pesar de las dificultades, Jill salió adelante con su vida y en 2016 se casó con Peter, su actual esposo y poco después el deseo de convertirse en padres apareció. Sin embargo, ella sabía que existía la posibilidad de que sus hijos heredaran su condición, además, el embarazo podía ser un proceso peligroso considerando que las hormonas estimularían su enfermedad.

Por esta razón, decidieron emprender la búsqueda de un vientre subrogado y una donante de óvulos que les permitieran hacer su sueño realidad. Pero con el paso de los meses, descubrieron que este proceso no era tan fácil como habían imaginado, entonces apareció la solución.

Quizá te interese: Mujer demandó a gemelos por la paternidad de su hija, pero ni el ADN pudo concluir quién es el padre

Al ver las grandes dificultades que atravesaba su hermana, Whitney decidió que ella era la persona indicada para darle el preciado regalo de la maternidad. Según dijo a Good Morning América:

Es mi mejor amiga, alguien con quien he venido a este mundo, así que realmente fue una obviedad ofrecerme como sustituta. Fue una decisión fácil y algo que no creo que sea extraordinario.

Todo fue muy rápido. En el segundo intento de fertilización, Whitney quedó embarazada de dos gemelos, Rhett y Rhenley, que pronto vendrán al mundo para iluminar la vida de Jill y Peter. Ella está emocionada de saber que se convertirá en tía, pero lo que más le alegra es poder darle el regalo de la maternidad a su hermana.  

Esta maravillosa historia nos demuestra una vez más, el poderoso vínculo que existe entre los hermanos gemelos, quienes comparten muchas cosas a lo largo de su vida y son capaces de los actos más grandes de generosidad, ¿no te parece increíble?

Quizá te interese: Esta pareja tiene 3 pares de gemelos, de diferentes edades, ¡y todos cumplen años el mismo día!