Aunque sus colegas se burlaron al principio, este médico demostró que su idea podía salvar vidas

Inspiración

March 12, 2019 17:24 By Fabiosa

Durante una intervención quirúrgica, cada segundo es crucial y puede marcar la diferencia entre la vida y la muerte. Sin embargo, el doctor Rob Hackett descubrió que muchos de esos valiosos segundos se pierden por culpa de un detalle muy simple.

Con frecuencia, ocurre que el personal médico no se conoce entre sí y el hecho de no saber sus nombres ocasiona confusiones e impide que el desarrollo de los procedimientos sea tan eficiente como debería. Por esta razón, se le ocurrió una idea simple, pero muy práctica.

Quizá te interese: Hito en la medicina: cirujano español reconstruye la columna y pelvis de un niño tetrapléjico

Rob les propuso a sus compañeros escribir en su gorro y en letras grandes su nombre y su especialidad, de esta manera, todas las personas presentes en la sala de operaciones podrían comunicarse de forma efectiva y evitar los retrasos producto del desconocimiento.

Dispuesto a que otros sepan que eres humano, para mejorar.

Existen situaciones críticas en medio de una cirugía, cuando es urgente que se realicen algunos procedimientos, pero nadie los realiza porque los presentes en la sala no saben a quién se dirigía el cirujano, porque no mencionó ningún nombre propio, le explicó el doctor Hackett a The Sydney Morning Herald.

El viernes pasado atendí un paro cardíaco en un quirófano donde había unas 20 personas. Luché incluso para pedir que me pasaran unos guantes porque la persona a la que estaba señalando pensaba que estaba señalando a la persona detrás de ellos.

Quizá te interese: Este cirujano quedó parapléjico, pero eso no le impidió seguir salvando vidas. ¡Increíble!

Al comienzo, los demás médicos se rieron de él porque, en apariencia, era una idea que no podría cambiar mucho su desempeño dentro de un quirófano. Sin embargo, poco a poco fueron descubriendo que esta sencilla estrategia realmente puede marcar la diferencia e incluso se ha convertido en tendencia.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de GOSH International Patients (@gosh_international) el

En los últimos meses, los profesionales médicos han comenzado a publicar selfies con sus propias gorras, luciendo su nombre y su profesión como parte de la campaña para difundir el uso de esta estrategia que realmente puede salvar vidas.

Es mucho más fácil coordinar cuando sabes los nombres de todos. Es genial para la camaradería y también para los pacientes.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Liz O'Riordan (@oriordanliz) el

Definitivamente, las grandes mentes pueden hacer que las ideas más sencillas se conviertan en una forma de cambiarle la vida a las personas. Aplaudimos la campaña del doctor Hackett y esperamos que cada vez más profesionales de la salud la apliquen en todo el mundo.

Quizá te interese: Este niño se llevó una gran sorpresa cuando Chewbacca fue a decirle que tendría su trasplante de corazón