La tarea de su hija tenía un mensaje machista, pero esta mujer la modificó y se volvió viral por su respuesta

Inspiración

May 13, 2019 20:01 By Fabiosa

El rol de las mujeres en el hogar ha cambiado mucho en las últimas décadas. Con el tiempo, han dejado las cocinas y las tareas de cuidado para insertarse en el mundo laboral con el mismo éxito que sus contrapartes masculinas.

La tarea de su hija tenía un mensaje machista, pero esta mujer la modificó y se volvió viral por su respuestaESB Professional / Shutterstock.com

Por eso, textos como el que recibió de tarea la hija de Lynne Polvino, una editora que vive en Nueva York, causan tanto rechazo. La consigna pedía que se completaran espacios en blanco en una historia que narraba el día de Lisa, una niña que estaba triste porque su madre debía volver a trabajar y porque no le gustó el desayuno que cocinó su papá.

 

Volver al trabajo
Lisa no estaba feliz. Su madre tenía que volver al trabajo.
Antes de que Lisa naciera, su madre trabajaba en una oficina grande. Ayer, ella le dijo a Lisa que iba a volver al trabajo.
La mañana fue terrible. Lisa tuvo que llegar a la escuela a tiempo. Su padre tenía que llegar al trabajo a tiempo. Y ahora, su madre también tenía prisa.
El padre de Lisa hizo el desayuno. No era demasiado bueno. Y le pidió a Lisa que lave los platos. Eso tampoco era demasiado bueno.
A Lisa no le gustó su día en la escuela. En el camino a casa, ella pensó: "me pregunto a qué hora volverá a casa mamá. Me sentiré sola en casa".
Pero cuando Lisa llegó a casa, allí estaba su madre. "Salgo de la oficina temprano para que podamos estar juntas después de la escuela", dijo.
Lisa se siente bien ahora.

Tocó muchas fibras sensibles, y con cada oración se iba poniendo peor. Mi sorpresa pronto se transformó en enojo”, dijo Polvino al diario The Sun. Además, agregó que no quería que su hija creciera pensando que las madres que salen de su casa para trabajar son responsables de que sus familias sean infelices.

Como respuesta, la mujer hizo un par de cambios en el texto y redactó una nueva historia en la que Lisa se mostraba contenta porque su mamá volvía a trabajar, su padre podía quedarse en casa cuidando de ella y su hermanito porque su empleador le otorgó licencia paga y porque en su escuela la estimulaban para cumplir sus sueños.

Volver al trabajo
Lisa estaba feliz. Su madre estaba de vuelta en el trabajo.
Antes de que Lisa naciera, su madre trabajaba en una oficina grande. Debido a que valoraba sus importantes contribuciones al lugar de trabajo, su empleador le ofreció casi un año de licencia de maternidad pagada y un horario flexible a su regreso.
La mañana fue maravillosa. Lisa tuvo que llegar a la escuela a tiempo. Su madre tenía que ir a trabajar a tiempo. Su padre estaba en casa con su licencia de paternidad remunerada, cuidando al hermano menor de Lisa y contribuyendo igualmente a la gestión de la casa. Nadie tenía prisa porque papá tenía las cosas firmemente bajo control.
El padre de Lisa hizo el desayuno. Fue muy bueno. Y hizo que Lisa lavara los platos, porque todos los humanos funcionales deberían aprender a limpiar y ayudar a los demás.
A Lisa le gustó su día en la escuela. Disfrutó el aprendizaje basado en el juego y la pequeña proporción de alumnos por maestro en su aula de escuela pública de vanguardia. Sus profesores estaban bien pagados y felices. En el camino a casa, ella pensó: "me pregunto si me convertiré en una ingeniera como mamá cuando sea grande, o una maestra, o algo más. ¡Puedo hacer cualquier cosa!"
Cuando Lisa llegó a casa, allí estaba su madre. Lisa había pasado la tarde en su programa gratuito de enriquecimiento después de la escuela, financiado con fondos federales, donde ofrecían robótica con Lego y pintura, y ahora toda su familia estaba en casa juntos. Lisa se alegró de estar creciendo en una sociedad libre de prejuicios de género y de misoginia.
Lisa se siente bien ahora.
Fin.

La mujer compartió su versión del texto en redes sociales y rápidamente se hizo viral. Muchas personas la felicitaron por su iniciativa y le agradecieron por levantar la voz en contra de estos estereotipos dañinos y anticuados. No obstante, hubo quienes la acusaron de hacerse la víctima. Aquí algunas de las reacciones que generó el texto de Polvino:

Stephanie Plante
Esto es una estupidez. Lo siento, pero los niños se van a sentir extraños / tristes / molestos cuando las mamás han estado en casa por un tiempo y regresan a trabajar tiempo completo. El cambio puede ser aterrador para ellos. Lo esperable es que cuando finalmente (con suerte) encuentre un trabajo, mis hijos de casi 11, 7 y 5  se sientan fuera de lugar y extraños por un tiempo hasta que se acostumbren.

Teri Basinait
¡AMO A ESTA MAMÁ! ¡Le está enseñando a su hija a pensar críticamente, y a cuestionar la narrativa misógina que otros escriben!

Aaron Thompson
Obviamente, esta madre no vive en la realidad. Lo siento por sus hijos.

Keby Jo
¡Bien hecho! Si ves algo, di algo. No importa que tan pequeño sea. Así es como le enseñamos a nuestros hijos y contrarrestamos los mensajes sesgados inconscientes que reciben.

Más allá de las opiniones de los internautas, Polvino luego le informó a sus seguidores que la maestra de su hija se había puesto en contacto con ella para disculparse y para decirle que coincidía plenamente con ella. Se comprometió a actualizar el material didáctico y le agradeció por haberse tomado el tiempo de hacerle notar su error.

Sin duda, con su accionar, Polvino no solo le envió un fuerte mensaje a toda la sociedad, sino que también le enseñó a su pequeña hija a defender sus ideales y a no quedarse callada ante una injusticia.