PSICOLOGÍA

Un papá construyó un iglú accesible en el que sus hijos en sillas de ruedas pudieran jugar juntos

Date February 1, 2019 19:28

Un padre en Ohio, Estados Unidos, hizo que su hijo en silla de ruedas pudiera disfrutar de una de las experiencias más clásicas de la niñez. Por ello, construyó un hermoso iglú que le da todas las comodidades que necesita a un chico discapacitado para poder jugar en él.

Gregg Eichhorn, de Cincinnati, pasó cinco horas de su domingo construyendo un iglú que fuera accesible para una persona en sillas de ruedas. De esta manera, su hija Zahara, de 19 años, y su hijo Elijah, de 9, ya pueden disfrutar de algo tan especial como lo es sentir las paredes de un edificio hecho con nieve.  

Eichhorn y su esposa, Katie, tienen un corazón enorme que los ha hecho adoptar ocho hijos y estar a nada de tener un noveno. Sin embargo, su historia se vuelve más conmovedora aun cuando se le suma que todos estos pequeños tienen necesidades especiales.

En este sentido, Zahara, quien es una niña oriunda de Uganda que fue adoptada cuando tenía 13 años, es una de las retoñas de esta pareja con más necesidades, pues sufre de parálisis cerebral. No obstante, según las palabras de Eichhorn, ella es la luz de sus ojos:

Zahara se alegra con cualquier tipo de atención, así que ese día estaba muy emocionada de salir y tener gente a su lado.

Su historia no se diferencia mucho a la de este niño que tiene 5 años que también usa una silla de ruedas y a quien su abuelo le diseñó el mejor disfraz de Halloween.

Quizá te interese: De adolescente en silla de ruedas a bomba sexy de Instagram: La historia de Mariana Sfakianakis

Por su parte, Elijah también está en silla de ruedas y tiene impedimentos visuales, lo que le hace muy difícil poder desplazarse en cualquier lugar y visualizar cuando hay mucha luz en un ambiente. Por tal razón, fue muy especial poder entrar a una casa hecha de nieve:

Cuando entró en el iglú, sus ojos se abrieron instantáneamente y se podía notar que estaba disfrutando lo que veía al estar rodeado de tanto blanco. Fue muy especial verlo procesar eso.

¿Cómo nació la idea?

Los niños y su padre estuvieron discutiendo un día sobre cómo crear una dinámica familiar que les permitiera disfrutar a todos juntos de una actividad fuera de casa. En efecto, Eichhorn, de 34 años, dijo que la idea surgió de manera grupal y que los chicos ayudaron un poco en la construcción:

Los niños saltaron y ayudaron por un par de minutos aquí y allá mientras lo construíamos.

Además, Eichhorn agregó que quería mostrarle al mundo la gran alegría que estos niños han traído a su vida y a la de su esposa, por lo que cada hora que pasó construyendo el fuerte valió la pena. Las reacciones de Zahara y Elija no tienen precio.

El relato de este padre hizo que muchas recordaran la historia del joven de 21 años que vende brownies para comprarle una silla de ruedas a su amigo con parálisis.

Quizá te interese: ¡La Silla De Ruedas No Fue Un Obstáculo Para Que Esta Mamá Bailara Con Su Hijo En Su Día De Bodas! ¡Maravilloso!

Finalmente, Eichhorn y sus hijos añadieron un tobogán al iglú, que aún se encuentra en el patio trasero de su casa. En consecuencia, las fotos familiares se volvieron virales cuando un amigo cercano a la familia publicó las imágenes en Reddit.

My buddy Gregg built this handicap accessible snow fort for his daughter from r/pics

Mi amigo Gregg construyó este fuerte de nieve accesible para discapacitados para su hija.

En definitiva, no cabe la más mínima duda que para ser feliz no se necesita de mucho dinero o lujos, sino tener una familia que esté dispuesta a dar mucho amor, así como lo hacen los Eichhorn.

Quizá te interese: Creyeron que por estar en silla de ruedas iba a necesitar ayuda, pero era él quien en realidad estaba ahí para apoyar