INSPIRACIÓN

Ella estaba en los huesos por culpa de la anorexia, pero algo muy pequeño la ayudó a recuperarse

Date February 11, 2019 18:05

Muchos luchan por bajar de peso para mejorar su salud o para verse mejor, pero otros pierden tanto peso que llegan a un estado en el que tienen que luchar por engordar para sobrevivir. Ese es el caso de esta chica, que por un trastorno alimenticio, estuvo a punto de perder la vida.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por Annie (@tinyrecovery) el

 Annie Windley, de 21 años, ahora se ve como una chica sana y hermosa, pero de seguro no la reconocerías en sus fotos de cuando era adolescente, y es que esta chica pasó cinco años de su vida sufriendo a causa de la anorexia.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por Annie (@tinyrecovery) el

Todo comenzó cuando Annie tenía 15 años y sus compañeras empezaron a fastidiarla por su peso. La chica se esforzó por rebajar, pero todo se salió de control cuando comenzó a obsesionarse con contar las calorías de todo lo que comía, hasta el punto de tomarle pavor a comer.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por Annie (@tinyrecovery) el

La joven asegura que ni siquiera podía estar cerca de la comida: “Si me ponían un plato de lasagna en frente, comenzaba a temblar y a sudar”. Solo comía una tostada con mermelada al día, o algún alimento muy bajo en calorías. De hecho, a la hora de comer se paralizaba del miedo y a veces sufría crisis nerviosas.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por Annie Windley (@annie100101) el

Quizá te interese: La anorexia nerviosa la llevó a pesar 18 kilos, pero la ayuda que recibió por Internet salvó su vida

Annie perdió tanto peso que se podían distinguir todos sus huesos bajo su piel y llegó a pesar alrededor de 28kg. Durante ese tiempo, Annie tuvo que ser hospitalizada en cinco ocasiones, pues estuvo al borde de la muerte. Los médicos le decían que incluso podía sufrir un infarto por lo débil que estaba.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por Annie Windley (@annie100101) el

Por supuesto, esto comenzó a afectar en su rendimiento en la escuela y en su vida social. Antes, la chica solía llevar una vida muy activa y practicaba varios deportes, pero las enfermeras decidieron sacarla de los equipos y estaban siempre al pendiente de ella, pues el simple esfuerzo de levantarse hacía que se desmayara.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por Annie Windley (@annie100101) el

Pero todo cambió el día que Annie decidió permitirse un gusto: comer un pequeño chocolate. En ese momento se dio cuenta que no había engordado por eso y descubrió que comer no era tan aterrador como ella creía. Así comenzó su proceso de reconciliación con la comida.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por Annie Windley (@annie100101) el

Poco a poco, la chica ha ido ganando peso y ha retomado el ejercicio. Actualmente se encuentra mucho mejor y afirma que le parece increíble que algo tan pequeño como un chocolate, significara tanto para ella y le diera la fuerza para vencer a la anorexia.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por Annie Windley (@annie100101) el

Annie asegura que la recuperación no ha sido fácil y que aún le afecta emocionalmente, pero está aprendiendo a controlarlo y a nunca rendirse. Dice que a veces tiene pequeñas crisis, no está conforme con su imagen y llora al comer, pero ha entendido que el valor de una persona no lo determina su físico y que es mejor tener unos kilitos de más que arriesgar su vida.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por Annie Windley (@annie100101) el

Quizá te interese: Ella casi perdió la vida a causa de la anorexia, pero descubrió una pasión que la salvó a tiempo

Actualmente la joven afirma estar más feliz y saludable que nunca, además, tiene un novio y amigos que le dan mucho apoyo. Ahora comparte su proceso de recuperación en Instagram, esperando inspirar a quienes estén pasando por algo similar. Asegura que la recuperación no es un camino fácil, pero es una decisión muy valiente y que todos tienen la capacidad de lograrlo. En una publicación expresó:

Los problemas a los que me he tenido que enfrentar me han enseñado que llorar no está mal y que, inevitablemente, habrá días malos, pero rendirse NO es una opción, siempre tienes que luchar por seguir adelante.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por Annie Windley (@annie100101) el

La transformación de esta chica es impresionante y muy inspiradora para cualquiera que esté enfrentando una situación parecida. Todos podemos llegar a situaciones críticas en nuestras vidas, pero lo importante es siempre buscar la manera de superarlas y salir adelante.

Quizá te interese: 11 Famosos que padecieron bulimia y anorexia. Ya Demi Lovato reveló su lucha por superar dichos trastornos