La menospreciaron por estar en silla de ruedas y ella hizo algo único para romper los estereotipos

Inspiración

March 13, 2019 08:49 By Fabiosa

Distintas personas y organizaciones en el mundo han tomado la iniciativa de crear conciencia acerca de la importancia de la inclusión de personas con algún tipo de discapacidad.

Una de ellas es Gem Hubbard, una mujer en silla de ruedas desde sus 9 años. Para ella, es duro luchar contra los estereotipos y tener que escuchar a gente decir que no parece discapacitada, o que es muy bonita para estar en silla de ruedas.

A la mayoría de las personas con discapacidad se les dificulta contar sus historias, pues, a veces, pueden ser muy dolorosas, y no quieren revivir esos recuerdos difíciles del pasado.

A Gem, por ejemplo, se le practicó una cirugía a corazón abierto que se complicó y la dejó sin oxígeno durante 9 minutos. Esto terminó ocasionándole una lesión permanente en la médula espinal.

Quizá te interese: Ella nació sin poder usar las manos, pero tiene otra discapacidad que es aun peor...

Aunque era sólo una niña, Gem ya era una apasionada de la equitación, y su nueva condición no le impidió seguir con su pasión. Decidió practicar equitación para personas con discapacidad, y esto la ayudó a adaptarse a la silla de ruedas.

Durante su adolescencia pasó por momentos muy duros. Se odió a sí misma, y deseó retroceder el tiempo para volver a ser como antes.

Pero, pese a los obstáculos, Gem siguió adelante y fue a la universidad, en donde conoció a su esposo, Shaun, con quien se casó y tuvo a su hija, Daisy Belle, a quien aman muchísimo.

A pesar de sus años de frustración y tristeza, decidió convertirse en una mujer empoderada y usar su historia para ayudar a otras personas. Sin duda alguna, su esposo ha sido un pilar fundamental para ella.

Quizá te interese: Niño de 8 años se arrastra 3 km todos los días para ir a la escuela. Una discapacidad le impide caminar

Así creó su propio canal de Youtube, para conectarse con otras personas que tienen discapacidades. De esta manera, ella les brinda apoyo y les demuestra que las limitaciones físicas no pueden impedir a nadie que sea feliz y cumpla sus sueños.  

Gem les cuenta a sus seguidores que, a pesar de quedar en silla de ruedas, nunca abandonó su pasión por montar a caballo; y que este deporte le ayudó a encajar socialmente y a aceptarse.  


Lamentablemente, aún muchos tratan a las personas con discapacidad como si fueran niños o como si tuvieran algún tipo de retraso mental. Esto puede resultar bastante desagradable para ellos, pues quieren sentirse valiosos y aportar a la sociedad activamente.

Hay que brindarles a estas personas el lugar que se merecen en la sociedad, como individuos que pueden ser perfectamente productivos. ¡Ellos merecen nuestro respeto, aprendamos a dárselo y a no menospreciarlos!

Quizá te interese: Un taxista se rehusó a llevarla y la humilló por su discapacidad, pero se arrepintió de inmediato