Lo que inició como un propósito de Año Nuevo, se convirtió en un estilo de vida para esta pareja

Inspiración

April 26, 2018 17:26 By Fabiosa

Lexi y Danny Reed son una pareja originaria de Indiana, Estados Unidos, cuyo propósito de Año Nuevo sorprendió no sólo a sus familiares y amigos, sino que ahora es motivación para el mundo entero.

Juntos han perdido un total de 181 kilogramos en dos años, y en definitiva sus vidas cambiaron por completo. Pero cuando se les pregunta acerca de los motivos e incluso los beneficios de haber tomado esa decisión en pareja, ambos responden:

Hacer esto como pareja nos ha ayudado de muchas maneras. En los días en que no estábamos motivados, nos empujamos mutuamente para ir al gimnasio. También comenzamos a preparar las comidas juntos, estableciendo objetivos, y día a día mejoramos unidos a lo largo de nuestro camino.

Lo que comenzó como un propósito de Año Nuevo se ha convertido en un estilo de vida, el cual comparten por medio de una cuenta viral de Instagram, @fatgirlfedup, que documenta su esfuerzo inspirador para perder peso, junto con el apoyo de más de 463 mil seguidores.

Cuando la pareja comenzó su propósito de perder peso, Lexi Reed, de 27 años de edad, pesaba 220 kilos y Danny Reed, de 29 años, pesaba 127 kilos.

Quizá te interese: 13 Transformaciones de personas que decidieron bajar de peso y ahora lucen irreconocibles

Lexi Reed dijo que "estaban hartos de la vida [que estaban llevando]", por lo que decidieron hacer un cambio, ir al gimnasio, comer saludablemente y documentarlo todo en su cuenta de Instagram.

Sobre esto, los expertos en acondicionamiento físico dicen que una clave del éxito es tener a alguien más en quien apoyarse. El famoso entrenador de fitness, Latreal Mitchell, le dijo en entrevista a ABC News:

Un compañero de entrenamiento es la clave. La responsabilidad lo es todo. No todos los días vas a querer salir y dar lo mejor de ti. Al menos tendrás a alguien que diga, 'Vamos. Hoy es mi día para elevarte y viceversa'.

Danny Reed, quien ahora pesa 86 kilos y Lexi, quien bajó a 82, dijeron que no fue una tarea fácil:

La parte más difícil de todo fue cambiar nuestra relación con la comida. Cuando pesaba 220 kilos nunca cocinaba. Mi esposo y yo salíamos a comer fuera y si cocinamos en casa, era pizza congelada o cualquier otra cosa no saludable. Descubrimos que al preparar las comidas en lugar de depender de la comida rápida, pudimos mantener nuestras metas cuando estábamos ejercitando. Y al aprender a cocinar nuestras propias comidas, estábamos a cargo de lo que estábamos comiendo. Estábamos dispuestos a aprender todos los días de nuestro trabajo y también comenzamos a usar el gimnasio como terapia en lugar de la comida. Al cambiar nuestras mentes, hábitos y desencadenantes emocionales, cambiamos nuestras vidas.

La feliz pareja está emocionada de iniciar el 2018 siendo personas más saludables.

No hay palabras para explicar la sensación de salvar nuestra propia vida. Empezando el 2018 no tengo más que una felicidad recién descubierta por esta vida que estoy viviendo. Ya no soy un prisionero en mi propio cuerpo y en lugar de solo existir en mi propia vida, finalmente estoy vivo. Todos los días que me levanto son una bendición.

Tantos sus amigos y familiares, como los miles de seguidores que están al pendiente de su progreso, están muy orgullosos del esfuerzo, el compromiso y el amor mutuo que esta pareja demostró, especialmente para apoyarse el uno al otro en mejorar su salud.

Fuente: ABC News

Quizá te interese: Luego de ser humillada por su peso, esta chica terminó con su novio y se convirtió en una modelo