Edith Eger, la admirable bailarina eslovaca que sobrevivió al Holocausto y se convirtió en psicóloga

Edith Eger, a sus 16 años, soñaba con ser bailarina pero en lugar de eso se encontró con la pesadilla del holocausto Nazi. En el campo de concentración de Auschwitz, vio morir a su madre y a su padre, mientras que ella y su hermana rogaban para no ser las siguientes.

TEDx / YouTube

Irónicamente, su pasión por el baile fue la que le salvó la vida. Joseph Mangele, el encargado de decidir quién viviría y quién moriría en aquel sanguinario campo de concentración, pedía que ella bailara para él.

"Si sobrevivo hoy, mañana seré libre", pensaba la joven mujer en medio de su encierro. Con esta idea en la cabeza fue sorteando poco a poco el drama de haber perdido a sus padres y de ver morir continuamente a muchas de las personas que compartían con ella la reclusión.

TEDx / YouTube

En 1945 fue liberada del campo de concentración y en 1949 viajó a Estados Unidos donde decidió estudiar psicología para brindar apoyo a otras personas que, como ella, hubiesen vivido experiencias traumáticas.

Quizá te interese: Con solo 8 años, esta sobreviviente del Holocausto salvó la vida de una mujer y su bebé

"Puedo convertir la tragedia en una victoria muy poderosa", expresa esta mujer de 90 años, quien ha dedicado su vida a construir un mundo mejor. Un mundo donde ninguna persona tenga que volver a vivir el horror por el que pasaron millones de judíos durante el Holocausto.

TEDx / YouTube

Su libro "La bailarina de Auschwitz", narra su historia y es también una "venganza" histórica contra Hitler, piensa Eger. Especialmente, teniendo en cuenta que la obra ya ha sido traducida al alemán y actualmente está siendo vendida con éxito en este país.

El ejemplo de Edith nos conmueve y nos recuerda que hasta las peores pesadillas pueden convertirse en herramientas para el bien si decidimos trabajar por ello. Sin duda alguna, una mujer valiente y admirable ¿no te parece?

Fuente: Agencia EFE, La Vanguardia

Quizá te interese: Sobrevivió al Holocausto y creía muerta a toda su familia: Ahora tiene 102 años y encontró a su sobrino