PSICOLOGÍA

Un 24 de diciembre, a los 17 años, un rayo derribó su avión y sobrevivió 10 días en la Amazonía

Date December 7, 2018 06:57

Juliane Köpcke era la hija de dos científicos alemanes que habían llegado al Perú con la intención de estudiar la diversidad de especies que vivían en la amazonía. Su padre era el biólogo Hans-Wilhelm Köpcke y su madre era la ornitóloga Anna Maria Emilia Koepcke.

Juliane había nacido el 10 de octubre de 1954 en la capital peruana y desde su adolescencia ya tenía claro que deseaba seguir los pasos de sus padres y estudiar biología o zoología.

Quizá te interese: Un caimán tiene una corona de mariposas, el motivo es INCREÍBLE

El día en que Juliane se convirtió en sobreviviente.

El 24 de diciembre de 1971, la joven Juliane y su madre abordaron un avión con destino a Pucallpa, donde su padre las esperaba para celebrar juntos la Navidad. Sin embargo, ese día su destino cambió para siempre.

Cuando volaban sobre la selva del Amazonas, una tormenta los sorprendió y Juliane escuchó las indicaciones de una azafata que les pedía que se abrocharan sus cinturones de seguridad, sin pensar que esa sencilla acción le salvaría la vida.

Minutos después, la joven observó el momento exacto en que un rayo impactaba una de las hélices de la aeronave. Se produjo una explosión y el avión cayó en picada desde 3.000 metros de altura, hasta el corazón de la selva amazónica.

Pero Juliane tuvo suerte: cuando todo voló en pedazos por el aire, ella quedó atada a su butaca y gracias a ella y a la tupida vegetación de la selva que amortiguó su caída, tuvo solo algunas heridas leves.

Quizá te interese: Encontraron vivo a un canadiense desaparecido hace 5 años en la selva del Amazonas

Despertó unas horas después, rodeada de todos los restos de la explosión. En medio del horror y la angustia, recordó que su padre le había enseñado a orientarse en lugares desconocidos y siguió un arroyo en busca de un río más grande que le permitiera encontrar personas o algún poblado.

En total, pasó 10 días caminando por la selva sin encontrar ni una señal de vida humana, evitando los frutos venenosos y siendo picada por mosquitos y otros insectos.

Finalmente, encontró una cabaña con una pequeña embarcación a motor y se sentó a esperar a que llegaran sus propietarios para pedir ayuda.

Los pescadores que la encontraron se asustaron y pensaron que se trataba de un espíritu de la selva, pero luego le dieron de comer y la llevaron a una población donde sus heridas fueron atendidas y pudo reencontrarse con su padre.

“¿Por qué yo?”

Como era de esperarse, el accidente, la pérdida de su madre y la experiencia en la selva marcaron para siempre la vida de Juliane. De hecho, durante mucho tiempo tuvo pesadillas donde revivía una y otra vez las imágenes de esta traumática vivencia mientras se preguntaba “¿cómo pude ser la única sobreviviente?”

Sin embargo, decidió enfrentar sus miedos y estudió biología, tal como había planeado. Además, años después se llenó de valor y regresó al lugar del accidente para grabar junto al director Werner Herzog el documental llamado Wings of Hope (Alas de esperanza).

Más adelante, también escribió sus memorias sobre su impresionante aventura de supervivencia, a las cuales tituló When I Fell From The Sky (Cuando caí del cielo).

Hoy en día, la reconocida bióloga regresa con frecuencia a Perú con el fin de realizar actividades de investigación y desarrollar iniciativas de protección ambiental.

Esta increíble mujer se ha convertido para muchas personas en un ejemplo de superación, no solo por su aventura en la selva, sino por su fortaleza para continuar después de su experiencia traumática, ¿no te parece realmente inspiradora?

Quizá te interese: Edith Eger, la admirable bailarina eslovaca que sobrevivió al Holocausto y se convirtió en psicóloga