INSPIRACIÓN

Guardó un regalo sin abrir de su primera novia por 47 años, su historia se viralizó y pudieron reencontrarse

Date May 4, 2019 00:56

Una decepción amorosa puede marcarnos profundamente, incluso para toda la vida. Esto fue lo que le pasó a Adrian Pierce, un hombre de 60 años que vive en Toronto, Canadá, luego de que su novia de la adolescencia le rompiera el corazón. Él y Vicki Allen se conocieron en la secundaria y comenzaron a salir en la década de 1970.

Para la Navidad de 1971, Vicki le entregó a Adrian un regalo envuelto en papel azul metalizado y, ese mismo día, rompió su relación con él debido a que había conocido y besado a otro chico mientras compraba el presente. Totalmente desconsolado, Adrian regresó a su casa, tiró el paquete bajo el árbol de la familia y decidió que jamás lo abriría. Durante 47 años, mantuvo su promesa y siguió poniendo el paquete junto al resto de los regalos navideños incluso después de casarse y de que nacieran sus hijos.

El año pasado, Adrian decidió compartir la historia del misterioso paquete y su tradición en las redes sociales y el relato se volvió viral. Lo que seguramente no esperaba es que la noticia llegaría a la propia Vicki, quien ahora vivía a casi 5.000 kilómetros, en Columbia Británica. Gracias a un amigo en común, amos volvieron a ponerse en contacto después de casi medio siglo separados.

Según reporta el medio The Sun, Vicki aseguró estar sorprendida de que Adrian haya conservado aquel regalo durante tantos años. Si bien al principio no estaba segura, decidió invitarlo junto a su esposa para que juntos pudieran abrir el paquete en un evento de caridad y darle un cierre a esta historia increíble. Finalmente, se reveló el misterio y se supo que debajo del envoltorio había un libro titulado El amor es: nuevas formas de reconocer ese sentimiento.

En una entrevista para la cadena de televisión CTV News, Adrian admitió que no tiene “ningún resentimiento en contra de Vicki” y hasta confesó que han logrado dejar el pasado atrás y convertirse en amigos. “Vicky y mi esposa ahora son amigas. Estamos en un lugar maravilloso en el que solo podemos sentir amor”, agregó Adrian. Los tres juntos escribieron un libro acerca de la historia del regalo y la publicación fue todo un éxito.

Sin lugar a dudas, la experiencia de Adrian es un claro ejemplo de que el dolor puede convertirse en cariño y de que, con el tiempo, es posible sanar las heridas del corazón y darle una nueva oportunidad a la amistad.