PSICOLOGÍA

Esta mujer quiso intimidar a una vendedora por ser inmigrante y la respuesta de sus vecinos se volvió viral

Date May 3, 2019 18:02

El problema del racismo y la xenofobia están todavía muy presentes en la sociedad. Hace apenas unas semanas, un joven activista compartió en su perfil de Twitter un video en el que se puede ver a una de sus vecinas increpando e intimidando a una mujer mexicana que vendía tacos en un camión.

Con mucho desdén, la vecina quiso filmar a la vendedora ambulante y la amenazó con llamar a los agentes de migraciones para que la deportaran. Frente a este acto repudiable, toda la comunidad se unió y decidió darle una lección de tolerancia y respeto, por lo que organizaron una fiesta pública en frente de su casa que incluyó mariachis, danzas tradicionales y, por supuesto, tacos.

Hace unos días, compartí el video de una mujer que amenazó a los dueños de un camión de tacos que estaba trabajando en su vecindario con que llamaría a migraciones.

La comunidad le llevó una banda de mariachis a la puerta de su casa como respuesta.

Combatan al odio con amor y tacos.

Gente de todo el barrio se acercó para mostrar su apoyo a la vendedora ambulante y para demostrar que la única forma de vencer al odio y al prejuicio es a través del amor y de la solidaridad. Si bien se desconoce cuál fue la reacción de la vecina en cuestión, el repudio de toda su comunidad es prueba suficiente de que sus actitudes no serán toleradas.

Las reacciones de los internautas no se hicieron esperar y rápidamente felicitaron a todos por el mensaje poderoso de paz y amor que le enviaron al mundo entero, pero en especial al pueblo estadounidense. Aquí algunos de los mejores comentarios:

Soy latina y desde muy pequeños aprendemos que casi todo puede solucionarse con mariachis.

Ok. 1) ¡brillante!, y 2) incluso si los dueños del camión de tacos fuesen inmigrantes, cerca de mi casa hay un restaurante chino y una despensa atendida por inmigrantes y son las personas más trabajadoras, genuinas y alegres y siempre están dispuestos a ayudar.

Sin duda, la reacción de toda la comunidad es un verdadero ejemplo de que las sociedades son mucho mejores cuando se acepta la multiculturalidad sin tapujos. Este episodio llama a la reflexión y pone en evidencia que la única manera de ganarle a la xenofobia es mediante la celebración de la diversidad.