INSPIRACIÓN

Ancianita solitaria le pregunta a un joven si puede acompañarlo en su mesa a desayunar

Date November 15, 2018 23:40

La fotografía de dos extraños compartiendo el desayuno en un McDonald's se ha robado el corazón de las personas alrededor del mundo, y al conocer su historia entenderás por qué.

Ancianita solitaria le pregunta a un joven si puede acompañarlo en su mesa a desayunarAncianita solitaria le pregunta a un joven si puede acompañarlo en su mesa a desayunarSorbis / Shutterstock.com

Una escena inusual de nobleza.

Amanda Craft, una maestra de Indiana, Estados Unidos, estaba en su hora de comida cuando vio a una mujer mayor acercarse a un joven y preguntarle si podía sentarse en su mesa.

Una imagen de un joven y una anciana que estaban sentados durante el desayuno se viralizó en línea. Eric Haralson, de 28 años, estaba en un desayuno el jueves en Noblesville, Indiana, cuando conoció a una mujer que se convirtió en su amiga. A una maestra que almorzó en el restaurante le intrigó la reunión y le tomó una foto, que ahora se ha vuelto viral en las redes sociales.

En entrevista con el programa de televisión "Good Morning America", Amanda narró la escena:

Parecía sola y se acercó a Eric, puso el bolso sobre la mesa y luego le preguntó si podía sentarse y comer con él. Movió su comida y dijo: 'Bueno, claro'.

Amanda decidió tomar una foto de los dos sentados juntos y la compartió en su página de Facebook ese mismo día.

Por motivos desconocidos, ahora la publicación se ha eliminado o no se encuentra disponible para el público, pero en su momento alcanzó miles de reacciones de personas conmovidas por la reacción del chico.

Quizá te interese: Discriminan a un anciano en un restaurante por ser músico ambulante: Los clientes quedaron indignados

El ángel anónimo.

Se reveló que el hombre de la foto era Eric Haralson, de 28 años de edad. El joven se enteró de que había una foto viral de él luego de que sus amigos lo etiquetaran en la sección de comentarios en la publicación.

Él contó que la mujer, que se presentó como Jan, le preguntó si podía compartir con él el desayuno poco después de intentar conversar con un grupo de adolescentes.

Tras enterarse de la noticia viral, Eric contó que le dejó a Jan un correo de voz para decirle que su foto estaba ganando una atención positiva en línea.

Ancianita solitaria le pregunta a un joven si puede acompañarlo en su mesa a desayunarAncianita solitaria le pregunta a un joven si puede acompañarlo en su mesa a desayunarCaregiver holds hands of older adultPiyadapr25 / Shutterstock.com

Si Jan le devuelve la llamada, Eric dice que planea invitarla a desayunar nuevamente.

No sé si ella tiene a alguien más en su vida y quiero acercarme a ella tanto como pueda.

Quizá te interese: Cada noche, este anciano de 92 años prepara la cena y la lleva a su esposa de 91: Ella espera en la cama

Todos podemos darle un momento de felicidad a un ancianito solo.

Los ancianitos muchas veces se quedan solos, ya sea porque su pareja de vida fallece o su familia se aleja para seguir con sus vidas. Así pues, existen muchas formas de hacerles la vida más alegre y brindarles compañía. Incluso una simple conversación o una llamada hacen la diferencia para ellos.

Ancianita solitaria le pregunta a un joven si puede acompañarlo en su mesa a desayunarAncianita solitaria le pregunta a un joven si puede acompañarlo en su mesa a desayunarlove and respect parentsMonkey Business Images / Shutterstock.com

Aquí tienes una serie de ideas para brindarles un poco de felicidad:

Iniciar una conversación.

No siempre es fácil saber a quién o cómo ayudar. Un buen comienzo es simplemente detenerse y hablar con un vecino anciano, un abuelito que veas solo en el parque e incluso con tus propios abuelos que hace tiempo que no llamas.

Ofrecer ayuda.

¿Conoces a una persona mayor que viva sola, rara vez salga de su casa, haya sufrido recientemente una pérdida, tiene mala salud, está discapacitada, tiene pérdida de visión o audición, o parece que no tiene familiares que vivan cerca?

Ancianita solitaria le pregunta a un joven si puede acompañarlo en su mesa a desayunarAncianita solitaria le pregunta a un joven si puede acompañarlo en su mesa a desayunarlove and respect parentsencierro / Shutterstock.com

Pregúntales si necesitan ayuda con tareas como ir de compras, al médico, comprar medicamentos o pasear perros.

Comparte tu tiempo.

Ofrécete como voluntario para organizaciones que apoyan a las personas mayores. La contribución podría ser tan simple como una llamada telefónica semanal a una persona mayor aislada, visitas domiciliarias habituales para charlar y ayudar a realizar compras, llevar a una persona anciana a un evento o incluso organizar comidas para ellos.

Ancianita solitaria le pregunta a un joven si puede acompañarlo en su mesa a desayunarAncianita solitaria le pregunta a un joven si puede acompañarlo en su mesa a desayunarRuslan Guzov / Shutterstock.com

Compartir una comida.

Las personas mayores y aisladas a menudo necesitan una mano para cocinar así que, ¿por qué no tomar un plato extra de comida hecha en casa y compartirla? Además de ser práctico, es una buena manera de compartir tu tiempo con un vecino.

Ancianita solitaria le pregunta a un joven si puede acompañarlo en su mesa a desayunarAncianita solitaria le pregunta a un joven si puede acompañarlo en su mesa a desayunarOld woman in a wheelchair in the parkstructuresxx / Shutterstock.com

Actos tan simples como estos representan un gran gesto para los viejitos que últimamente se han quedado solos. ¡Extiende la buena vibra y comparte esta información con tus amigos y familiares!

Quizá te interese: El abuso financiero a las personas mayores es un problema real: Aprende a detectarlo y a denunciarlo


El material en este artículo solamente tiene fines informativos y no reemplaza el asesoramiento de un especialista certificado.