Este chico ayudó a su vecina, una adulta mayor con Alzheimer, sin esperar nada a cambio

Inspiración

April 17, 2019 01:30 By Fabiosa

¿Te imaginas no poder recordar lo que ha sido de toda tu vida? Pues una de las enfermedades más temidas por las personas cuando llegan a cierta edad precisamente por esa razón, es el Alzheimer.

Este chico ayudó a su vecina, una adulta mayor con Alzheimer, sin esperar nada a cambiopathdoc / Shutterstock.com

El Alzheimer es un trastorno progresivo que provoca que las células del cerebro se degeneren y mueran, provocando la disminución de las habilidades del pensamiento, lo cual que impide a las personas funcionar de manera independiente.

Quizá te interese: Cómo identificar los primeros síntomas de Alzheimer y retrasar su aparición

Este chico ayudó a su vecina, una adulta mayor con Alzheimer, sin esperar nada a cambioOcskay Bence / Shutterstock.com

Recientemente un nuevo caso relacionado con esta enfermedad se hizo viral y no tanto por los estragos que conlleva, sino por el gran corazón de un joven que ayudó a una anciana a sobrellevar su situación de la manera más conmovedora. Se trata de un chico llamado Paco que compartió en Facebook su anécdota.

Cuando estaba en la secundaria, Paco tenía una vecina viejita llamada Lupita que había enviudado y su única hija se enontraba viviendo en el extranjero. Al no tener a nadie más con quien contar, Paco comenzó a visitarla debido a que notaba que la señora salía de su casa y no sabía como regresar, de modo que se hicieron grandes amigos.

Este chico ayudó a su vecina, una adulta mayor con Alzheimer, sin esperar nada a cambioDe Visu / Shutterstock.com

El joven le llevaba pan dulce, platicaba con ella y al notar que el Alzheimer se presentaba con más fuerza en la señora, le regalaba revistas con sopas de letras que resultaron ser un éxito, pues a Lupita le encantaban. Desgraciadamente, la enfermedad llegó a un punto crítico en el que la anciana ya no reconocía a Paco, olvidaba alimentarse y hasta bañarse y cambiarse de ropa.

Este chico ayudó a su vecina, una adulta mayor con Alzheimer, sin esperar nada a cambioAkkalak Aiempradit / Shutterstock.com

De modo que decidido a no rendirse, Paco optó por escribirle mensajes en las sopas de letras para que no olvidara comer, cerrar la puerta de su casa y para que recordara hasta su cara, pues había veces en que el joven se tenía que volver a presentar hasta tres veces al mes para poder recuperar su confianza.

Quizá te interese: 6 Famosos que padecieron Alzheimer y que ayudaron a crear conciencia sobre esta delicada enfermedad

Este chico ayudó a su vecina, una adulta mayor con Alzheimer, sin esperar nada a cambioElderly woman holding hands on her caneBerna Namoglu / Shutterstock.com

Al cabo de un año, la hija de Lupita finalmente pudo regresar al país para llevarla a un asilo de ancianos donde cuidarían de ella debidamente pero no sin antes agradecer el profundo cariño y las atenciones que Paco había tenido con la señora durante tanto tiempo. Fue así como la hija decidió regalarle al chico una de las revistas con sopas de letras para que lo guardara como recuerdo y cuál fue la sorpresa de Paco al leer lo que la señora Lupita había escrito con mucho amor dentro de ella.

Como última prueba, el día que Paco fue a despedirse de Lupita, su hija le preguntó que quien era él y la señora respondió caso de la misma manera que lo había descrito en su revista:

Es un niño que me trae sopas de letras porque me quiere mucho.

A pesar de que la señora Lupita falleció seis meses después de que ingresó a la casa de reposo, Paco se quedó con el recuerdo de todo el cariño que compartió con su dulce amiga y al hacerse viral su publicación, miles de personas aplaudieron la gran empatía que demostró al procurarla con tanta paciencia. ¡No es para menos, el chico fue sumamente amable!

Thelma Zazueta: Wow, eso es amor! Dios se asegurará de que eso regrese a ti!

Compartimos fuertemente la opinión de la gente.

Diego Bonilla: Que buena persona eres.

Deseamos de corazón que más personas sean capaces de entregar el cariño y la atención como lo hizo Paco con la señora Lupita. ¡Así son el tipo de personas que nos devuelven la esperanza en el mundo y hacen de este un lugar mejor!

Quizá te interese: No podía reconocer a su propio hijo por sufrir Alzheimer, pero cambió su alimentación y recordó