PSICOLOGÍA

Las 8 historias detrás de las supersticiones más populares y curiosas que rondan por ahí

Date June 26, 2018 18:03

Romper accidentalmente un espejo, tropezar con un inocente gato negro o que el calendario marque el día 13 son razones de temor dpara algunas personas.

Aunque ninguna de estas supersticiones sea cierta, tienen un origen tan curioso que vale la pena hablar sobre las las más propagas entre la población mundial y sus orígenes.

El temor al número 13

Este extraño temor se considera hasta una fobia en los casos más extremos y se llama triskaidekaphobia. Increíblemente, afecta a un 10% de la población de EUA.

Se "justifica" dentro de varios mitos y coincidencias, como que en el Código de Hammurabi (leyes de la antigua Mesopotamia) se omitía este número o que en la Última Cena Judas Iscariote fue el invitado número 13.

Vestirse de negro por luto

Africa Studio / Shutterstock.com

Aunque para muchos ya es un ritual vestirse de negro, su origen viene de un mito extraño: "la muerte es contagiosa". Así que, para evitar ese indeseado "contagio", vestían de negro cuando habían presenciado una muerte.

El gato negro con el que tropiezas

Los pobres gatos no tienen culpa de tus infortunios. La animadversión a los felinos negros comenzó en la Edad Media que los consideraban diabólicos, algo que hasta fue decretado por un papa.

Los gatos negros sufrieron el trato de todo un ser malvado, siendo muchos sacrificados; y quienes tenían uno, también eran castigados.

7 años de mala suerte por un espejo roto

El miedo del espejo rojo es muy popular y se creía que ver esta imagen "abstracta" distorsionaba el alma. Tanto era el miedo que los antiguos griegos hacían espejos en plata, oro o bronce para que fueran irrompibles.

Quizá te interese: ¿Se acerca una boda? Estas son las supersticiones más comunes sobre el matrimonio

el asunto de los 7 años de mala suerte fue lo que quedó del recuerdo de los castigos dados en Venecia a la servidumbre cuando rompían los carísimos e irreemplazables espejos de cristal.

Ellos debían servir 7 años para pagar. Esto del castigo duró hasta que en Francia e Inglaterra crearan espejos baratos, pero la creencia quedó grabada hasta la fecha.

Derramar sal

Antes de que la sal fuera de tan fácil acceso, era costosa y muy difícil de conseguir; y derramarla se convertía en el "augurio" de un evento muy desafortunado y terrible.

Abrir paraguas dentro de la casa

Abrirlos dentro de interiores se creía que de mala suerte, y se presume que es un mito inglés.

En la Inglaterra victoriana los paraguas eran muy rígidos y poco prácticos. Abrirlos podía causar problemas y discusiones porque era fácil pinchar a alguien.

Tocar madera para protección

Unos creen que su origen era una práctica común que buscana ahuyentar a los malos espíritus, pero otros creen que es algo más actual. Probablemente venga de un juego del siglo XIX, llamado Tiggy Touchwood, donde los niños tocaban madera cuando se sentían a salvo.

El trébol de cuatro hojas y la fortuna

Al parecer conseguir un trébol de 4 hojas es poco probable (con una posibilidad de 1 en cada 10 mil) y por eso se creía que quien lo hallaba era afortunado.

Su origen es una leyenda. Se supone que, cuando Adán y Eva salierpn del Jardín de Edén, Eva se llevó uno de estos tréboles como recuerdo.

¿Qué otras creencias de este tipo conoces? La lista es tan inmensa que soprende lo azarosa que era la persepción de la vida siglos atrás.

Fuente: Reader'sDiggest

Quizá te interese: Sigue estos consejos feng shui para atraer a la buena suerte y a la fortuna a tu hogar


El material en este artículo solamente tiene fines informativos. El consejo editorial no garantiza ningún resultado y no recomienda que el lector confíe plenamente en la información proporcionada con anterioridad.