España debate sobre el caso de Mauricia Ibáñez, la mujer que tuvo mellizos a los 64 años y se los quitaron

Inspiración

September 27, 2018 20:46 By Fabiosa

Una mujer de 64 años dio a luz a mellizos hace pocos días después de recibir un tratamiento exitoso de fertilidad en los Estados Unidos. La noticia ha suscitado un amplio debate en España con opiniones divididas sobre el logro científico de permitir que una mujer de esta edad sea madre y aquellos que dicen que permitirle hacerlo es irresponsable.

Para poder quedar embarazada, Ibáñez tuvo que viajar a los Estados Unidos cuatro veces en el transcurso de 18 meses y recibir su tratamiento de fertilidad. Por limitaciones legales, en España no es posible acceder a esta clase de procedimientos médicos cuando la edad de la mujer es muy avanzada.

undefinedRadio Televisión de Castilla y León / YouTube

Según las palabras de esta mujer, la experiencia de su primera hija fue lo que la motivó a querer ser madre una vez más:

Decidí tener más niños porque la experiencia de tener a Blanca, mi primera hija, fue fantástica, por eso me pregunté si realmente podía tener otro. No me preocupa en absoluto mi edad. Soy vieja, pero me ha sido posible quedar embarazada: la ciencia y la medicina son la última oportunidad que tenemos las personas mayores.

No obstante, una de las cosas que más ha llamado la atención sobre este caso es que Mauricia Ibáñez ya tuvo una hija, pero esa primogénita fue retenida por la Junta de Castilla y León en 2014, debido a que su madre no la cuidaba adecuadamente.

 

Quizá te interese: Tras la muerte de su abuela, una bebé de un año milagrosamente sobrevivió sola por varios días

 

Ibáñez, exfuncionaria de la Cancillería española, dijo que decidió tener hijos tarde debido a su trabajo y sus constantes viajes. Añadió además que finalmente decidió formar una familia cuando se le concedió la jubilación anticipada tras sufrir un trastorno de personalidad paranóica.

undefinedRadio Televisión de Castilla y León / YouTube

Para aumentar la polémica, su hermana intentó que los tribunales la declararan "totalmente incapaz" para poder retirar su pasaporte e impedirle viajar al extranjero para someterse a su tratamiento de fertilidad, pero el juez se negó después de que los psicólogos testificaran que su estado de salud no le impedía "cuidar de sí misma o de un niño".

Su primera hija, Blanca, nació en 2011 y vivió con ella en el pequeño pueblo de Palacios de la Sierra, a unos 70 kilómetros al sur de la ciudad de Burgos, en el norte de España. No obstante, la custodia de la niña fue removida después de que los trabajadores sociales describieran las condiciones de vida en la casa de Ibáñez como antihigiénicas y llegar a la conclusión de que la niña estaba aislada y no se la cuidaba adecuadamente.

Hasta la fecha la mujer ha negado rotundamente estas acusaciones y argumenta que ella y su hija eran “inseparables”. Sin embargo, su defensa no impidió que las autoridades le dieran la custodia de Blanca a su hermana que reside en Canadá.

Por el momento, la comunidad española está atenta a todo lo que tenga que ver con la salud de los recién nacidos gemelos, Gabriel y María de la Cruz, quienes fueron entregados por Servicios Sociales a una familia de acogida, dado que la madre perdió la custodia de los pequeños poco después de dar a luz.

En definitiva, no cabe duda que la maternidad en la tercera edad es uno de esos temas que no dejan de ser polémicos bajo ninguna circunstancia. No obstante, más allá de la verdad que se esconda en la legitimidad de este derecho, lo que realmente importa es el bienestar y seguridad de los gemelos españoles.

En cuanto a Mauricia, parece que ella no se ha dado por vencida y seguirá buscando que le regresen a sus bebés, a pesar de que todo esfuerzo ya parezca inutil.

Fuente: Daily mail

Quizá te interese: Abuela de 61 años de edad sirvió como madre sustituta para su hija y dio a luz a su propia nieta