PSICOLOGÍA

Así quedaron sus pies tras nadar 55 horas seguidas para recaudar fondos por una causa justa

Date September 28, 2018 21:35

Una nación cautivada por la historia de uno de sus héroes se congregó al norte de los Países Bajos para animar a su nadador olímpico Maarten van der Weijden mientras intentaba nadar 200 kilómetros libres con el fin de recaudar fondos para la investigación del cáncer. ¿Quieres saber más sobre este increíble hombre y cómo venció el cáncer?

 

Desde temprana edad, era evidente que Maarten tenía un futuro prometedor como nadador. Sus padres lo inscribieron en clases desde muy pequeño y arrasó en todas las competencias de su categoría.

Como sucede en toda rivalidad entre hermanos Maarten, empezó a amar aún más la natación cuando se dio cuenta de que era mejor que su hermana. No pasó mucho tiempo antes de que empezara a competir profesionalmente. Su futuro se veía brillante y estaba sobresaliendo en su carrera.

 

Entre 1998 y 2000, la estrella en ascenso se convirtió en 12 veces campeón nacional holandés en los estilos 1500m libre, 400m libre y 5km en aguas abiertas. Parecía que nada se interponía en su camino hacia una medalla olímpica.

Sin embargo, sus sueños de conquistar el mundo de la natación casi se desvanecieron cuando le diagnosticaron cáncer a la temprana edad de 19. Su estado no parecía bueno y las posibilidades de sobrevivir a la leucemia parecían muy escasas.  Pasó los siguientes años sometidos a quimioterapia y a un trasplante de células madre.

 

Quizá te interese: Sobreviviente de cáncer de mamas nunca se imaginó que lograría ser madre, ¡los milagros sí existen!

 

Apenas dos años después de su diagnóstico, Maarten volvió al agua como nadador de competición. En 2003, se clasificó para el Campeonato del Mundo de Aguas Abiertas  en Barcelona. En 2004, cruzó a nado el lago más grande de Holanda, IJsselmeer, en 4:20 horas, batiendo el récord anterior por casi 15 minutos.

 

En 2008, ganó medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Pekín y se convirtió en una leyenda viviente en su país. Tras este triunfo titánico, decidió dar un vuelco a su vida y dedicarse a trabajar para encontrar una cura para el cáncer.

Con el fin de contribuir en esta meta, el medallista buscó una manera muy original para recaudar fondos y se propuso nadar 200 kilómetros libres. Por cada kilómetro recorrido, varias empresas estarían dando un aporte. Increiblemente, Maarten fue sacado de las aguas a 37 kilómetros de la línea de meta y recaudó más de 5 millones de dólares

undefined© hartvannederland

Durante las 55 horas que nadó durante 3 días, a Maarten se le permitió hacer pequeñas pausas para dormir la siesta. Su cuerpo dio paso al desequilibrio de la sal. Pero su determinación era fuerte e hizo una labor sobrehumana con tal de ayudar en la lucha contra el cáncer.

 

En definitiva, la historia de este hombre es digna de admirar y quedará en la memoria de todos aquellos que lo ven como una fuente de inspiración en su lucha contra el cáncer.

Fuente: Bored Panda

Quizá te interese: Estuvo a punto de morir de cáncer de mama, pero una terapia innovadora la dejó mejor que nunca