Pareja lésbica sufrió 4 abortos y 1.616 inyecciones, pero perseveraron y hoy presumen a su hija

Inspiración

August 27, 2018 20:59 By Fabiosa

Esta pareja de lesbianas originaria de Estados Unidos era tan normal como cualquier otra hasta el día que decidieron tener un hijo. Aunque ya eran madres desde sus matrimonios anteriores, tenían las ganas de traer una vida más a este mundo producto de su amor. Sin embargo, no se imaginaron que el proceso fuera ser tan largo y doloroso.

Patricia and Kimberly O’Neill comenzaron sus intentos de ser madres en febrero del 2013 a través de la Inseminación Intrauterina (IIU), un proceso en el que se coloca semen de un donante dentro del útero de Patricia. Según la opinión de los médicos, todo parecía indicar que no habría mayores complicaciones, pero no fue así. Estas fueron las palabras de Kim:

Pensamos que iba a ser bastante fácil, que iríamos al médico a buscar esperma y ser madres en nueve meses.

Eso no sucedió.

funnyangel / Shutterstock

Patricia y Kimberly cambiaron de médico y de estrategia y optaron por la extracción de óvulos. En su segundo intento, extrajeron exitosamente 20 óvulos para la fertilización, cinco de los cuales fueron considerados como embriones potenciales.

Todo parecía estar en camino cuando obtuvieron un buen resultado en el primer intento.  Sin embargo, justo alrededor de la marca de las seis semanas, la mujer tuvo un aborto espontáneo. Fue un momento muy duro, el cual recordó de la siguiente manera: "nos rompieron el corazón, pero no nos desanimaron del todo."

Quizá te interese: Esta niña nació con un extraño mechón blanco... ¡Y no es la única en su familia!

 

Intentando de nuevo con un segundo embrión, la pareja se regocijó cuando Patricia volvió a quedar embarazada. Después de una serie de pruebas, su médico determinó que Patricia tenía un trastorno de coagulación de la sangre llamado Factor V Leiden, que puede conducir a abortos espontáneos. Patricia continuó intentándolo esta vez con la medicación adecuada para tratar la afección.

create jobs 51 / Shutterstock.com

El tercer intento de la pareja no fue exitoso, pero el cuarto sí produjo otro embarazo. Esta vez, se animaron al ver el latido del corazón de su hijo a las ocho semanas, pero tres semanas más tarde, todo volvió a oscurecerse cuando Patricia abortó de nuevo.

Kimberly fue muy clara con sus palabras cuando describió este momento:

Ese fue el punto en nuestro viaje en el que pensamos que nos íbamos a rendir. Ya era hora de que Patricia terminara con los pinchazos y las píldoras.

No obstante, aún quedaba un último embrión con posibilidades, así que la pareja decidió intentarlo una vez más. En diciembre, recibieron noticias de otro embarazo. A medida que el vientre de Patricia crecía, también lo hacían sus cautelosas esperanzas.

Gracias al esfuerzo de los médicos, los buenos cuidados y la buena fortuna, estas dos mujeres lograron cumplir sus sueños de ser madres y sorprendieron al mundo con esta fotografía artística de su nueva hija que refleja un poco lo que fue todo su proceso.

En definitiva, estas chicas son un vivo ejemplo de aquel refrán que dice que la esperanza es lo último que se pierde. Esperemos que con esta imagen y su historia sirva de inspiración para otros padres que estén pasando por una situación similar.

Fuente: CNN

Quizá te interese: Este hermoso bebe realiza el “Lip Sync” más tierno de los últimos años y estarás de acuerdo