Hombre de 70 años lleva a diario la foto de su difunta esposa a la playa y su razón es desgarradora

Inspiración

September 10, 2018 22:40 By Fabiosa

El dulce gesto de un hombre italiano de aferrarse a la memoria de su difunta esposa se ha vuelto viral. El hombre de 70 años ha estado llevando la fotografía de su difunta esposa a la playa todos los días y ha decidido compartir su historia. ¿Quieres saber de qué se trata?


El septuagenario Giuseppe Giordano perdió a su esposa Ida hace unos siete años, pero eso no le impide llevar consigo una fotografía enmarcada de ella cuando visita la playa de Gaeta, su ciudad natal. Giordano, que estuvo casado con Ida durante unos 50 años, dijo que lleva la foto porque "no quiere sentirse solo".

La historia de Giuseppe se volvió viral y recibió mucha atención cuando el dueño de un restaurante local, Giorgio Moffa, publicó una foto de él en la playa en las redes sociales. Desde entonces, se desató una locura en internet por querer saber más sobre este hombre. En efecto, un diario local entrevistó al Sr. Giuseppe y esto fue lo que dijo:

Traigo la foto de Ida porque así no me siento tan solo. Me gusta ir al mar todos los días porque me trae todos mis recuerdos. Estoy muy sorprendido por el amor y la admiración de la gente que escuchó mi historia. Las cosas sencillas son las más reales y las que perduran en el tiempo. No quería inspirar a nadie, simplemente no quería estar sola. Mi esposa lo era todo para mí.

 

Quizá te interese: Esta mujer conoció a su donante y terminó enamorándose de él. ¡Mira qué historia de amor!

 

Giuseppe continuó su historia con una pequeña reflexión sobre su percepción del amor en la juventud:

Las generaciones más jóvenes ya no se aferran al amor como antes. Pertenezco a una generación en la que el amor y los sentimientos lo eran todo.

Giordano e Ida se conocieron cuando tenían 15 años . Ambos se enamoraron y estuvieron en el ojo del huracán en su ciudad natal cuando tuvieron a su primer hijo Mario antes de casarse. Finalmente, se casaron un año después del nacimiento de Mario y tuvieron dos hijos más mientras vivían en Milán y luego en Roma.

Lamentablemente, Ida fue diagnosticada con cáncer en el año 2010 y falleció un año después. Desde entonces, Giordano ha visitado la playa a la que iban cuando eran jóvenes. Lleva su foto al paseo marítimo todos los días y luego almuerza con su hijo. Cree que este tipo de rituales ayudan a mantener a Ida en su vida.

En definitiva, el amor de Giuseppe e Ida es eterno y no habrá nada que logré separarlas. Ni siquiera la mismísima muerta pudo con ellos.

Fuente: Daily mail

Quizá te interese: 10 ejemplos perfectos de que el amor verdadero SÍ existe