PSICOLOGÍA

Pasó el verano pintando la escuela donde trabaja, sin importarle que fuese el director del plantel

Date August 16, 2018 23:14

Hay mucha gente que prefiere hacer cierta clase de trabajos por su cuenta que pagar por ellos. Si la labor no es demasiado complicada y no requiere demasiado conocimiento especializado, la verdad no es tan mala idea; dado que es posible ahorrar un poco de dinero y activar las neuronas por un buen rato. En este sentido, el director de una escuela en los Estados Unidos llevó al extremo esta idea y llevó a cabo una tarea hermosa.

©FOX 17 / Facebook

El superintendente Dr. David Harnish de la Escuela Pública The Martin en Michigan se dio cuenta de que le costaría alrededor de 150.000 dólares pintar todo su colegio. Sin duda, un precio bastante algo para un trabajo que no parecía tan complicado. Increíblemente, habían pasado 17 años desde la última vez que alguien le pasó una capa de pintura a esta hermosa institución que ya sentía los embates del tiempo en sus paredes.

©FOX 17 / Facebook

Paradójicamente, la escuela había tenido mejoras por un valor aproximado de 18 millones de dólares después de la aprobación de un bono que había modernizado sus instalaciones en casi todos los sentidos, pero el trabajo de pintura era la cereza que le faltaba a este pastel para igualar la calidad del resto de las instalaciones.

©FOX 17 / Facebook

Después de escuchar cuánto le costaría tener a profesionales pintando la escuela, Harnish estaba muy preocupado de que el pago por este trabajo terminara por afectar el presupuesto asignado para ese año y tuviera que recortar el pago a los maestros o los financiamientos a estudiantes.

Quizá te interese: Los Alumnos Hicieron Una Fiesta Sorpresa Para Su Profesor y Esto Le Conmovió Hasta Las Lágrimas

 

Así que, en lugar de poner en peligro a los estudiantes y profesores de su escuela, este hombre decidió arremangarse la camisa y ponerse a trabajar él mismo. Por ello, pasó sus vacaciones pintando y contrató a estudiantes para que lo ayudaran. Por una fracción del precio, fue capaz de hacer el trabajo e involucrar a otros estudiantes, dándoles la oportunidad de cuidar de su campus y construir un poco de orgullo escolar.

©FOX 17 / Facebook

Otra cosa que llamó la atención en esta historia fue lo arduo que se tornó este trabajo para todos durante el verano para poder completar todo el proyecto a tiempo, todo el equipo tuvo que pintar durante 90 horas a la semana.

Afortunadamente, los sacrificios rindieron sus frutos y terminaron el trabajo justamente el primer día de escuela, y por primera vez en más de una década, los estudiantes fueron recibidos de nuevo al año escolar por el resplandor de la pintura fresca.

En definitiva, la historia llena de sacrificios de este gran director puede servir para inspirar a otros docentes en el mundo a unirse y promover causas similares de voluntariado que mejorarían la educación en muchos sentidos.  

Fuente: Fox

Quizá te interese: El profesor le quiso demostrar que Dios no existe. Pero él le dio esta brillante respuesta