Madre necesitaba ayuda con su bebé. Un hombre dejó de lado todos los prejuicios y la ayudó

La belleza de la vida se encuentra en todas partes y en los más mínimos detalles. Lamentablemente, muchas veces pasamos por alto esta clase de instantes debido ritmo de trabajo tan ajetreado que llevamos. No obstante, esto no fue lo que le sucedió a una mujer que fue testigo de un acto de amabilidad azaroso en un consultorio médico y se tomó el tiempo para admirarlo y compartirlo con el mundo.

Natasha Crittenden Wilson, originaria de Florence, Alabama, Estados Unidos, publicó una imagen en su cuenta de Facebook que se volvió viral al ser una gran demostración de que las diferencias raciales son cada día una cosa del pasado.

Wilson acompañó su fotografía con un relato bastante corto, pero conmovedor, que resumía el acontecimiento:

Una mujer entró a la sala de espera con su bebé, la madre tenía que completar su papeleo, pero no quería molestar al bebé. El señor que tenía al lado notó que su compañera de espera tenía las manos ocupadas, así se ofreció a ayudar.

La estadounidense continuó con la historia que le endulzó el corazón, así como también la hará este otro hermoso momento:

El hombre le preguntó si le gustaría que él cargara a su bebé mientras ella hacía el papeleo. Ella sonrió y dijo: "¡sería maravilloso!" ¡Mi corazón se derritió!

Quizá te interese: En un acto de racismo, esta mujer golpeó a un adolescente negro que intentaba entrar a una piscina

Por último, la mujer terminó su publicación con una breve, pero hermosa reflexión:

El racismo es todavía MUY real en nuestra sociedad, PERO ESTE HOMBRE ME DIO ESPERANZA y un dulce recuerdo que nunca olvidaré.

La historia de la mujer no pasó por alto en el internet y ha sido compartida ya por 430 mil personas. Por tal razón, una prestigiosa cadena de televisión decidió entrevistarla. En su intervención, la mujer explicó que la foto tiene un gran valor para ella, dado que sus hijos son birraciales. Por lo tanto, fue reconfortante ver como un hombre blanco mayor no pensaba en las diferencias raciales. Caso contrario al de esta mujer en San Luis.

Mamá bendecida.

Afortunadamente, Wilson pudo conectarse con el hombre de la foto. Los miembros de su familia lo reconocieron en la foto que publicó en Facebook y le dijeron que se llamaba Joe Hill. Ahora son amigos por las redes sociales y pudieron decirse todas las cosas maravillosas que piensan sobre la igualdad entre los seres humanos.

En definitiva, nada justifica algún tipo de acción racista en la actualidad. Esperamos de todo corazón que el gesto de este hombre sirva de ejemplo para muchas personas en el mundo y que así otros se motiven a hacer esta misma clase de acciones solidarias.

Fuente: Natasha Crittenden Wilson / Facebook

Quizá te interese: Una mujer blanca llamó a la policía porque un hombre negro cuidaba a 2 niños blancos

Recomendamos