VIDA REAL

El amor no tiene edad: A pesar de los 48 años de diferencia, esta pareja ha logrado formar una familia feliz

Date April 13, 2019 00:42

Para el amor verdadero no hay obstáculo suficientemente grande que pueda vencerlo. Aspectos como edades, distancias y nacionalidades pasan a segundo plano cuando hay un sentimiento fuerte uniendo a dos personas incondicionalmente.

Facebook ayudó a que Lori fe Dales, de 23 años y Thomas Greig, se conocieran en 2014, momento desde el cual, el inglés de 71 años se enamoró perdidamente de Lori, quien vive en Filipinas.

Tuvieron su primera cita ese mismo año, y aunque Lori confiesa que al principio dudó por la diferencia de edades, no tardó en caer rendida ante la cálida personalidad del empresario, quien confiesa había sido amor a primera vista.

Quizá te interese: Adiós al amor verdadero: Channing Tatum y su esposa anuncian su inesperada separación

Su relación se desarrolló velozmente, por lo que Thomas le propuso matrimonio durante un viaje a Filipinas en 2015, se casaron al año siguiente y meses después le dieron la bienvenida a su hija Mary. Por lo que Greig divide su tiempo entre Reino Unido y Filipinas.

Lori ha asegurado que todos tienen prejuicios sobre los 48 años de diferencia que hay entre ellos y que incluso hay quien le ha llamado ‘novia por correo’, sin embargo, afirma que su amor no distingue edades y tienen una creencia de si algo no les preocupa, entonces no es importante.

Quizá te interese: El tierno gesto de Meghan hacia Harry que demuestra que lo de ellos es amor puro y verdadero

Agrega que lo verdaderamente difícil en su relación es la distancia, pero los siete meses al año que pasa Thomas alejado de su familia, se asegura de escribirles y platicar con ellas diariamente a través de Skype para acortar la distancia y poder sentirse un poco más cerca.

Ahora que Lori tiene el apoyo incondicional de su familia, cuenta que cada vez que recibe alguna crítica por su relación, ella solo contesta la verdad: se conocieron en Facebook, las cosas se dieron y fue el destino que los hizo juntarse, por lo que ya dejó de preocuparse por las opiniones de los demás y vive una vida feliz.

Su historia nos recuerda que el amor es el sentimiento más poderoso y hay que poner atención, pues puede presentarse en un momento inesperado de la forma más sorpresiva que podamos imaginar, para darnos así el final feliz que todos deseamos.

Quizá te interese: ¡No hay edad para encontrar el amor verdadero! Abuelos ciegos se enamoran y se casan a los 97 años