Mamá recibe elogios por un acto que pocos respetan: cerró la tienda donde trabaja para amamantar a su bebé

Familia y niños

February 26, 2019 16:39 By Fabiosa

La lactancia materna es una acción completamente natural que causa mucho revuelo en la sociedad. Sin importar qué tan moderna consideremos a nuestra época, este tema sigue siendo un tabú que incomoda a muchas personas, por lo que las mamás se las deben ingeniar para poder hacerlo sin ningún tipo de empatía. 

Tal es el caso de Emily Edgington, una joven mamá de 23 años que trabajaba en Mainsfield, Ohio, en la tienda Family Dollar. Emily se encontraba sola, sin nadie más que pudiera vigilar el lugar mientras se ausentaba unos momentos para poder amamantar a su pequeña bebé

Quizá te interese: Quisieron humillarla por amamantar a sus 44 años, pero su respuesta las dejó sin aliento

La solución que encontró esta valiente mujer fue cerrar la tienda y pegar un letrero en la puerta donde explicaba la razón de su ausencia temporal. Codey Burghard, un cliente que pasaba por el lugar, vio el letrero y le pareció un ejemplo digno de compartir, por lo que subió la imagen a Facebook que, posteriormente, se hizo viral.

Me detuve en la tienda del dólar cuando vi esto... estoy segura de que al menos habrá un cliente que se queje pero apoyo esto al 100%. No es culpa de los empleados, amamantar en el trabajo es un derecho que los empleadores no pueden omitir. Aunque no haya personal, las mamás deben hacer lo que deben hacer 😊

Emily es mamá de una hermosa bebé de apenas 3 meses, por lo que claramente su prioridad es darle de comer para que la pequeña crezca sana y fuerte, aunque tenga que cerrar el local donde trabaja por algunos minutos y así poder amamantar tranquilamente en la parte de atrás. 

Después de haberse hecho viral el post de Codey, Emily lo encontró y lo compartió complementando la información con su testimonio, donde explica que desde los primeros meses de embarazo notificó a los gerentes de Family Dollar que necesitaría de un lugar especial para amamantar, incluso se comunicó con el departamento de recursos humanos del corporativo, pero nadie tomó acción más allá de una disculpa por los inconvenientes. 

Más allá de apoyarla, Family Dollar programó para Emily turnos de trabajo seguidos sin que nadie la cubriera ni unos minutos para cuando necesitara amamantar, por lo que la única solución que encontró esta audaz mamá fue cerrar la tienda y tomarse el tiempo necesiario para hacerlo sola y sin interrupciones, sobreponiendo el bienestar de su bebé primero. 

Quizá te interese: El Papa Franciso, amigo de los bebés y sus madres, sigue exhortando a amamantar en las iglesias

Emily anima a todas las mamás a ejercer sus derechos en el trabajo, a luchar por ser escuchas y, en caso contrario, a hacer lo necesario para cuidar de sus hijos y llamar la atención cuando su seguridad es ignorada. ¡No podríamos estar más de acuerdo!

Conocer y respetar las prioridades de los trabajadores y de las personas en general, es esencial para vivir en armonía. Todos deberíamos aprender a escuchar y comprender las necesidades de los demás, sobretodo cuando son tan básicas como el ser alimentado. ¿Tú qué opinas?

Quizá te interese: Esta madre luchó para poder amamantar a sus hijos y ahora promueve la lactancia materna