VIDA REAL

Presidente de un Parlamento desató la polémica al alimentar a un bebé en pleno debate político

Date August 23, 2019 23:18

Trevor Mallard es un conocido político de Nueva Zelanda que ha ganado mucha popularidad estos últimos días y no precisamente por ser un miembro reconocido del Parlamento del país. Su imagen recorrió el mundo cibernético simplemente por alimentar a un bebé, aunque lo curioso del asunto es que el político lo hizo mientras presidía de un debate junto a otros diplomáticos.

Así es. Trevor cargó y alimentó con un biberón al niño, que tan solo tenía un mes de vida. El pequeño es hijo de su colega, Tāmati Coffey, quien acababa de regresar de su licencia por paternidad y estaba sentado muy cerca de Trevor y su hijo.

El político, desde luego, se volvió una sensación en las redes sociales. De hecho, fue el mismo Trevor quien compartió la imagen en su cuenta de Twitter y, como era de esperarse, recibió miles de “me gustas” y comentarios. El diplomático, incluso, bromeó al respecto y, junto a la imagen, también escribió un mensaje muy tierno para Coffey, quien acababa de convertirse en padre de esta bella criatura.

Normalmente, la silla del presidente solo la usan los funcionarios que presiden, pero, hoy, una persona muy importante usó la silla junto conmigo.

Asimismo, el ciberespacio se llenó de videos de Mallard arrullando al bebé mientras escuchaba atentamente el debate. Pese a tener un pequeño en brazos, el político no dejó de tener en cuenta sus responsabilidades y compromisos. Además, el niño fue un ángel, pues se comportó como un duque durante todo el encuentro; no lloró ni pataleó en ningún momento.

Millones de internautas alabaron a Mallard y Coffey por lo que hicieron. Usuarios de diferentes partes del mundo no tardaron en dar su propia opinión al respecto y muchos otros mostraron aprobación y respeto al ver un gesto tan hermoso. Sin duda, Mallard y el pequeño se convirtieron en los grandes protagonistas de la semana.

Sin embargo, no todos estaban de acuerdo y no tardaron en reaccionar de manera negativa al ver la publicación del presidente del Parlamento.

Llevar bebés a los edificios del gobierno aún puede verse extraño e, incluso, irrespetuoso en otros países del mundo. Pero existen otros lugares totalmente abiertos a aceptar estos comportamientos, pues, después de todo, esos niños siguen siendo seres humanos que necesitan mucho cuidado y atención, independientemente del lugar en el que estén.

¿Opinas igual? ¿Crees que fue inadecuado que el político haya ido con el bebé al Parlamento? ¿O es una manera diferente de adaptarse a las nuevas costumbres del Siglo XXI?