7 cosas que nunca nadie te dice sobre convertirte en una nueva madre

Ser una madre primeriza es un verdadero cúmulo de emociones encontradas. Por una parte hay alegría y grandes expectativas y por otra, un miedo enorme a lo desconocido. La maternidad es seguramente la más grande bendición en la vida de toda mujer, pero hay 7 cosas esencialmente divertidas que nunca nadie te dice, estas son:

1. Ahora no podrás sacar a tus suegros (y a tus padres) de tu casa:

undefinedDobo Kristian / Shutterstock.com

Si estabas acostumbrada a una casa tranquila, sin ajetreos y sin muchos visitantes, pues olvídalo. Refuerza tus reservas de café y galletas, pues vas a estar viendo mucho a tus suegros y a tus padres por tu casa. Pero vamos, no hay que culparlos, todos quieren ser los mejores abuelos.

2. Tu cuerpo es ahora un tema de conversación:

Desde los "qué rápido bajaste de peso" a los "¿ya lo tuviste? no parece". Esta es la vida de una madre que recién ha dado a luz, acostúmbrate a esta nueva normalidad en la que todos hablan de tus senos con toda la naturalidad del mundo.

undefinedNAR studio / Shutterstock.com

3. Amamantar... duele:

Sí, se crea un vínculo especial con tu bebé y la leche materna es el mejor alimento para su desarrollo. Pero, ¿por qué nadie dijo que dolía tanto?

Quizá te interese: Métodos sencillos para perder la fea grasa acumulada en el cuello y el rostro y recuperar tu juventud

4. Habrá un solo tema de conversación:

En el trabajo, en el gimnasio, tus amigas y todo el mundo, solo querrán saber más sobre el bebé y tu nueva vida como madre.

undefinedAfrica Studio / Shutterstock.com

5. ...Y todo el mundo querrá opinar:

"¿Cuántas veces se despierta en la noche?". "¿Ya gatea?". "¿No deberías cargarlo tanto?". "¿Cuándo le vas a dar un hermanito?". Hay que respirar profundo y acostumbrarse.

6. Tu cuerpo va a cambiar:

undefined10 FACE / Shutterstock.com

Seguro lo has escuchado antes, pero la gente no explica hasta qué punto. Te dará calor cuándo antes tenías frío, tus senos definitivamente no serán los mismos y hasta tu cabello puede cambiar. Pero nadie ha dicho que estos cambios sean malos, a muchas mujeres la maternidad les sienta muy bien.

7. Serás muy feliz:

Y por último, pero no menos importante, la maternidad es una escuela en la que toda mujer aprende a darle vida a un nuevo ser vivo y no solo a traerlo al mundo. Una vida que depende de ti completamente y a la que verás crecer día a día. No hay felicidad más grande que esta.

undefinedAfrica Studios / Shutterstock.com

Así que ya lo sabes, ser madre es toda una aventura y es una experiencia que cambia la vida. ¿Te parece que faltó alguna realidad que nunca se dice sobre la maternidad? Si es así, agrégala en los comentarios.

Quizá te interese: La risa de esta abuelita al leerle a su nieto se volvió viral. Ahora, ese libro se vende como pan caliente