¿Tu bebé se despierta mucho en las noches? El método Ferber mejorará tanto su sueño como el tuyo

Si tienes hijos, seguramente ya sabes que los primeros meses del bebé suelen ser los más difíciles para los padres. Los recién nacidos llegan cargados de amor y ternura, pero también de llantos a la mitad de la noche.

Alessandro Colle / Shutterstock.com

Por suerte, el doctor Richard Ferber desarrolló en el año 1985 una técnica de entrenamiento para el sueño de los bebés. Este método consiste en educar paulatinamente a los pequeños para que aprendan a tranquilizarse y dormirse por sí mismos, sin la presencia de sus padres.

¿Se trata de dejar llorar a mi bebé?

Por supuesto que no. Esta técnica no consiste en dejar llorar a tu bebé, sino en establecer un patrón de respuestas a su llanto que le permita aprender a consolarse por sí mismo. Esto implica cambiar la forma y la frecuencia con que acudes a calmarlo.

Joana Lopes / Shutterstock.com

El doctor Ferber, asegura que hay un par de días de ajuste en los que los bebés lloran con mayor intensidad y eso puede hacer flaquear a los padres. Sin embargo, esta técnica usualmente muestra resultados en un plazo de una semana.

¿Cómo aplicar el método Ferber?

Para comenzar, debes saber que este método solo puede aplicarse a partir de los 4 meses de edad. Sin embargo, este período previo puede ser útil para establecer rutinas de sueño. Sin importar si tu bebé se duerme o no, acuéstalo a la misma hora y genera un ambiente apacible para que su reloj biológico se vaya acostumbrando.

Quizá te interese: Las fotos más locas que tu bebe podría hacerse con un peinado super fashion

Cuando hayas decidido comenzar a aplicar la técnica, debes acostar a tu bebé en su cuna a la hora habitual de sueño y luego simplemente salir de la habitación. Si empieza a llorar, espera 3 minutos antes de ir a consolarlo y una vez allí no lo levantes. Bastará con que lo acaricies suavemente para hacerle sentir tu presencia y cuando se calme, retírate de la habitación.

Andrii Orlov / Shutterstock.com

La siguiente vez que tu bebé llore durante la noche, deberás esperar 5 minutos antes de ir a acompañarlo. Nuevamente, acarícialo y hazle sentir tu presencia, pero no lo levantes de la cuna. Cada vez que llore, debes aumentar paulatinamente el tiempo de espera.

Con este sencillo entrenamiento, muchos niños dejan de llorar en la noche en solo una semana. Sin embargo, es muy importante que ambos padres estén de acuerdo en la aplicación de esta técnica. Si uno de los dos decide interrumpirla y saca al bebé de su cuna, habría que empezar el entrenamiento desde cero.

Mallmo / Shutterstock.com

Esta técnica podría ayudar a que tu bebé duerma por períodos más largos. Muchos padres aseguran que realmente funciona ¿estás dispuesta a probarla?

Fuente: Parents, Very Well Family, Mayo Clinic

Quizá te interese: Una bebé tenía su primer vuelo y los padres hicieron un tierno gesto para facilitárselo a todos


El material en este artículo solamente tiene fines informativos y no reemplaza el asesoramiento de un especialista certificado.

Recomendamos