El sueño de la paternidad se hizo realidad: La historia de Calder y Alexandra, los mellizos de padres distintos

Familia y niños

February 15, 2019 23:42 By Fabiosa

Los tiempos van cambiando y con ellos los paradigmas. Lo que antes no era bien visto ahora comienza a pasar como regular o normal, por llamarlo de algún modo. Por ello actualmente comienza a ser más fácil reconocer o recordar a alguien que haya alquilado un vientre para poder tener hijos. A esto se llama maternidad subrogada.

El sueño de la paternidad se hizo realidad: La historia de Calder y Alexandra, los mellizos de padres distintosLemberg Vector studio / Shutterstock.com

Ese es el caso de una historia realmente conmovedora en la cual una pareja homosexual hizo realidad su sueño de convertirse en padres.

Estos dos se ven tan lindos en sus bombos. Parece que van a presentar un noticiero.

Quizá te interese: Este padre defiende a su hijo gay después del comentario inapropiado de un político

Simon y Graeme Berney-Edwards planearon un día ser papás.

Ellos reconocieron su deseo y evaluaron todas las posibilidades que tenían ¡Y finalmente lo lograron! En especial gracias a una mujer llamada Meg Stone que les ofreció su vientre en alquiler.

De esta manera, ellos siguieron el embarazo muy de cerca aún estando en otro país, pues Meg se encontraba en Canadá y ellos en Reino Unido. El embarazo fue toda una montaña rusa de emociones para la pareja.

¡Gracias @clarksshoes y @tamba_twins_mb por el descuento! Amamos nuestros nuevos zapatos. Bueno... Quizás Calder esté un poco más emocionado que Alexandra.

El proceso de fertilización in vitro.

Para la ocasión ellos fertilizaron dos óvulos: uno con el esperma de Simon y otro con el esperma de Graeme. Así hicieron posible que cada uno de ellos fuera padre biológico de uno de los niños.

Pero inicialmente la pareja no tenía idea de que esto fuese posible. Fueron los doctores especialistas en fecundación in vitro quienes le brindaron toda la información necesaria y les acompañaron durante el proceso.

Primero debían buscar a una mujer que quisiera donarles dos de sus óvulos. Luego de ello debían investigar quién podría ser la posible madre sustituta que llevaría los óvulos fecundados y pasaría todo el embarazo. 

En Reino Unido, la ley otorga a la madre natural (la dueña del óvulo) un tiempo para que reflexione y decida si quiere quedarse con el niño y aceptarlo como su hijo.

Eso no ocurre en Canadá y por ello la pareja decidió hacer la fecundación in vitro en ese país.

Después de años contando historias a los usuarios de la Biblioteca, a sobrinos y sobrinas; finalmente la mejor de todas las historias que he contado. 

Quizá te interese: La verdad sale a la luz: “Beto” y “Enrique” de Plaza Sésamo eran en realidad una pareja gay

Así que esta historia habla del alcance y avances de la ciencia y la medicina en la actualidad; y de como algo que no pudo imaginarse unas décadas atrás ha sido posible ahora. 

De igual forma nos habla de la superación humana y de que mientras haya planificación y claridad en lo que se busca, todo es posible.

Anteriormente una pareja gay debía escoger quién de los dos sería el padre biológico. Pero esta vez ambos han tenido la oportunidad de la paternidad biológica. ¡Primera vez que algo así es posible!

Ahora nos comparten en redes las inspiradores imágenes de la nueva familia, así como sus expresiones de cariño y la cotidianidad de Calder y Alexandra, los primeros mellizos de padres diferentes. 

Quizá te interese: Ricky Martin y Jwan Yosef tienen una familia ejemplar y su amor ha servido como modelo para muchos