El colmo: Una mujer blanca llamó a la policía porque un niño afroamericano estaba cortando el césped

Familia y niños

July 13, 2018 20:35 By Fabiosa

Cortar el césped es una tarea tan antigua como el verano mismo. Por fortuna, desde que existen las vacaciones escolares también se fundó un negocio que ayuda a los dueños de las casas a salvarse del sol inclemente y pasarle esta tediosa tarea a alguien más.

Ese “alguien” generalmente es un niño que busca ocupar su tiempo y se arma con una cortadora de grama para ganar algo de dinero. En este caso, fue Reggie Fields, un niño de 12 años, quien reclutó a su hermana y a dos primos para fundar Mr. Reggie’s Lawn Service, una pequeña empresa que por $20 dólares podan la grama en los patios de sus clientes.

Lucille Holt-Colden se encontró al pequeño Reggie y compañía reponiendo su inventario de bolsas de basura y decidió que era una buena inversión contratar a los niños para matar dos pájaros de un solo tiro: por un lado, se libraba de la tediosa tarea y, por el otro, los jóvenes estarían entretenidos y aprendiendo lo que significa trabajar para lograr sus metas, en vez de perdiendo el tiempo en las calles.

Sin embargo, ninguno de los dos se imaginó que llegaría una patrulla de la policía a la casa de Lucille cuando Reggie y sus primos estaban terminando su trabajo. Al principio, la mujer de 51 años se alarmó al ver la situación, pero, cuando entendió lo que sucedía, la indignación la inundó al punto de tomar su celular para compartir la historia con sus amigos.

Lucille Holt / Facebook

Al parecer, los vecinos de Lucille llamaron a la policía cuando notaron a los niños —todos afroamericanos— cortando la grama. Por si fuera poco, la excusa que dieron es que los peques estaban cortando parte de su patio.

Lucille Holt / Facebook

“Así que, supongo que hay una especie de línea donde una parte no es mía y por eso llamaron a la policía, para decirles que los niños estaban cortando su césped. ¿Quién hace eso?” dice Lucille, quien se escucha muy indignada —y con razón— en el video.

Quizá te interese: Lo detestaban por su tono oscuro de piel. Ahora 200 miembros del Ku Klux Klan son sus amigos

La mujer compartió la grabación en Facebook con el título “¡Esto es RIDÍCULO!”, frase que repite varias veces en el video al tiempo que se pregunta qué clase de persona llamaría a la policía por unos niños que, simplemente, estaban trabajando inocentemente.

Aquí te dejamos el video (en inglés):

El incidente que sufrieron Reggie y sus amigos se suma a una larga lista de situaciones similares que vienen afectando a las personas afroamericanas en Estados Unidos, donde súbitamente se encuentran defendiéndose ante la ley por acciones que, si no fuera por el tono de su piel, no levantarían ni una ceja.

Lucille Holt / Facebook

Tanto Lucille, como Reggie y el resto de los niños son afrodescendientes, mientras que la vecina que llamó a la policía es caucásica. Para Holt-Colden, esto es una muestra más del racismo latente que hay en Estados Unidos: “si los niños hubieran sido blancos, no hubieran llamado a la policía”.

Lucille Holt / Facebook

Por ello, el video de Lucille no tardó en volverse viral. A la fecha, ya cuenta con 672 mil vistas y miles de comentarios de los usuarios expresando su indignación.

No obstante, no todas las palabras fueron negativas, ya que muchísimas personas aplaudieron el esfuerzo de Reggie y sus amigos e incluso le donaron al pequeño de 12 años sus cortadoras de césped viejas y solicitaron sus servicios para el verano.

Esperamos que este incómodo e injusto roce con la ley no haga que el negocio de Mr. Reggie’s Lawn Service deje de prestar sus servicios, a pesar de la injusta lección que recibieron ese día: lo que significa ser una persona afroamericana en un país donde el racismo está latente.

Fuente: The Washington Post

Quizá te interese: Seguro no lo habías notado: no hay personas de color en el equipo argentino. ¿Por qué?