VIDA REAL

Todo compartido: Vive con su esposo, exesposo, la novia del mismo y 6 niños que crían juntos

Date September 25, 2018 18:40

Para muchas personas vivir con su exesposo puede sonar una locura, pero para Katie Blackmer ha sido la mejor experiencia para criar a sus niños. Pero Katie está casada, así que vive con su esposo, su ex y la novia del mismo, y entre todos comparten sus responsabilidades como padres, apoyándose mutuamente.

Katie tiene 32 años, y a pesar de estar separada desde hace años de Stephen Shepard, de 32 años también, comparte una fuerte amistad con él. Todo comenzaría luego de que Stephen sufriera un terrible accidente automovilístico que lo dejó en estado crítico y mató a su hermano.

Él necesitaba cuidados las 24 horas al día por más de mes y medio, y para Katie no había mejor lugar que en su casa junto al amor de sus hijos en común, que tienen 11, 10 y 5 años. Aunque para muchos suena una situación muy extraña, la amistad y el respeto les permitió estar a gusto.

Para el esposo de Katie, Ben Blackmer, de 41 años, no había ningún problema, porque antes de casarse era gran amigo de Stephen. Al tiempo todos se dieron cuenta de la maravillosa convivencia, y que ese hogar, era también el hogar de Stephen; así que decidieron que él se quedara ahí con toda libertad.

Con el pasar del tiempo, Stephen se enamoraría de Brandy Henderson, una madre de dos niños (7 y 9 años) y los esposos Blackmer consideraron que lo mejor era que ella viviese junto a ellos también. De esta manera el grupo familiar se extendió a un total de 5 niños más el hijo de Ben Blackmer, de 19 años.

"¡Esto funciona para nosotros!"

Ahora que vive el grupo de 10 personas juntos, decidieron hacerse todos cargo de la paternidad. Y aunque su casa de 762 metros cuadrados no les parece suficiente, creen que este es el mejor modo de crianza para los niños, ya que ninguno se encuentra separado de sus padres.

Aunque Henderson y Shepard querían comprar una casa propia, para Katie no era la mejor decisión, debido a los elevados costos. Así que decidió que todos se quedaran en la misma casa, para ella la convivencia ha sido sencilla, y en esto es indispensable el hecho de que todos se conocen desde hace bastantes años.

"No sé qué haría en una casa tranquila ahora".

A pesar de las críticas, Katie se siente más que a gusto, para ella tener una casa llena de niños significa que "nunca hay un momento aburrido". Además recalca la ventaja de dividir los gastos, los cuales entre cuatro padres se reducen considerablemente. Sobre el ambiente en casa comenta:

Nuestra casa es agitada todo el tiempo. Siempre hay alguien gritando por jugar, correr, perseguirse. Es ruidoso, es como estar con un compañero de cuarto de la universidad, pero simplemente funciona.

En un principio estaba nerviosa, pero "todo sucedió y tenemos una familia maravillosa". Así que las críticas para Katie no tienen mayor importancia, aunque no se molesta en compartir parte de ellas: "¿Han perdido la cabeza?", "Prefiero beber cloro que vivir con mi ex".

Esta mujer da una importante reflexión sobre el amor y la convivencia, para ellos la ayuda mutua es fundamental para lograrlo. Y todo vale la pena al ver a sus hijos felices sin verse afectados por el divorcio y disfrutando de sus nuevos hermanos.

Fuente: People

Quizá te interese: ¿Felices los cuatro? Gemelos idénticos se casarán con gemelas idénticas y vivirán todos juntos