Padre moribundo anhelaba ver a sus hijas casadas, así que hicieron una boda falsa para complacerlo

Familia y niños

August 17, 2018 16:54 By Fabiosa

Para este padre ver a sus hijas caminando por el altar era todo un sueño, pero una terrible enfermedad no le iba a permitir presenciar ese gran momento. Así que, su familia se organizó para planificar una boda falsa para regalarle un último recuerdo muy feliz.

Akhil Jhaveri, de 52, es un hombre de Washington, Estados Unidos que padece de esclerosis lateral amiotrófica (ELA), una terrible enfermedad degenerativa que degrada las células nerviosas, atacando así al cerebro y la columna vertebral. Por consiguiente, poco a poco Akhil fue perdiendo sus habilidades motoras hasta no poder ni moverse ni hablar ni comer ni respirar por su cuenta.

Un gran esposo.

Laura Jhaveri, su esposa, habla de la gran relación que tuvieron. Se conocieron mientras ella era una pasante que ya tenía novio y él un ingeniero en General Motors que se enamoró "a primera vista" de la joven mujer. Él no se sintió intimidado porque su amor no fuera una mujer libre, con perseverancia y romanticismo la fue conquistando, hasta hacerla ver que su novio no tenía la misma pasión hacia ella.

El amor fue tan intenso que, con sólo tres semanas saliendo, decidieron comprometerse. La apresurada decisión no fue tan errada, ya que tuvieron un feliz matrimonio, del cual nacieron tres hijas: Ashley (24), Corinne (23) y Jordan (18).

Quizá te interese: Este paciente terminal tenía un último deseo: Quería despedirse de su mejor amigo peludo

Un boda de ensueño.

Después de 7 años de lucha, a Akhil Jhaveri le dieron sólo días de vida, así que su esposa le preguntó si había algo que quisiera en esos últimos momento. Y él, a pesar de no poder hablar, hizo su mayor esfuerzo para expresar su deseo a través de un computador especial, deletreó la palabra "boda". En un principio Laura no entendió, pero Akhil ayudaría para que entendiese que se trataba de sus hijas.

Su deseo era verlas casadas, pero las chicas son todavía muy jóvenes y no tienen parejas. Sin embargo, el ingenio de su esposa tuvo la mejor idea y le dijo a sus hijas que habría una boda. Para las chicas esto parecía un poco raro y pensaban que nadie iba a participar en el evento. No obstante no sólo sus conocidos se unieron, sino que hasta los miembros de su comunidad participaron con donaciones: comida, postres, las bebidas y hasta un DJ se unió para hacer de la triste velada una hermosa despedida.

Después de siete años luchando contra la ELA, Akhil Jhaveri está en sus últimas semanas de vida. Su último deseo fue ver a sus hijas casarse, por lo que la familia hizo una boda ceremonial para comenzar la despedida.

La menor de las chicas, Jordan, quedó impresionada por la participación de todos: "Es hermoso y estoy impresionada por todas las personas que vinieron. Esto significa mucho para nuestra familia".

Sobre el evento, Laura Jhaveri comentó que es difícil asimilar que posiblemente sería la última reunión familiar que tendrían. Pero también tuvo su lado feliz, en ocasiones la esposa notó como Akhil abría sus ojos y se animaba en el evento, "sé que realmente adoraba poder estar aquí y tener esta fiesta".

Las despedidas siempre son muy difíciles y muchas veces dolorosas, pero esta familia demostró gran valentía al hacer de la misma una reunión llena de unión, donde celebraron tanto la vida como la pérdida.

Fuente: Columbian, WesternJournal, People

Quizá te interese: Artista con enfermedad terminal hace una fiesta de despedida – Después vino la eutanasia