Este niño desarrolló un síndrome que lo hace tener alucinaciones, y todo por culpa del moho negro

Familia y niños

October 27, 2018 03:48 By Fabiosa

William Hewlett, de 8 años de edad, era un pequeño adorable y feliz, pero de la noche a la mañana cambió completamente, tornándose un niño violento y con episodios en los que pareciera poseído. ¿Qué podría causar una transformación tan grande y tan repentina? Su madre afirma que todo se debe a un desorden cerebral desencadenado por el moho que había en su casa.

Johanne Hewlett, madre del niño, relata que William cambió drásticamente su manera de ser, “parecía algo sacado de El Exorcista”, dijo. Destruía cosas y tenía alucinaciones espeluznantes. Afirma que su aspecto también era distinto, estaba muy pálido y con los ojos hundidos. Por momentos, parecía no reconocer a sus padres, pues les preguntaba “¿Dónde está mi mamá?”.

Johanne relató que el niño comenzó a decir cosas aterradoras:

Uno de los peores momentos fue cuando se sentó en mis piernas y rezó por una hora rogándole a Dios que lo matara. Me dijo: “Si Dios no lo hace, ¿podrías hacerlo tú mamá? ¿Le puedes pedir a papá que lo haga?”

Los médicos aseguraron que William padecía de autismo, pero sus padres notaron que todo comenzó después de que el niño tuviera una fiebre alta. Algunos de los exámenes realizados reflejaron un alto nivel de toxinas en su organismo, lo cual llamó la atención de sus padres, que asociaron esto al moho que había en su casa e inmediatamente se mudaron para evitar seguir exponiéndolo a estos agentes.

 

Quizá te interese: Tenía una inflamación extraña en los ganglios, y los médicos culpan a su gato muerto

 

Durante el último año, la pareja ha consultado a muchos expertos tratando de descubrir lo que ocurre con su hijo. Recientemente, el pequeño fue diagnosticado con un probable PANS, síndrome neuropsiquiátrico de inicio agudo pediátrico. Este síndrome aparece cuando una infección desencadena una respuesta inmune mal dirigida al cerebro, distorsionando sus funciones.

Este niño desarrolló un síndrome que lo hace tener alucinaciones, y todo por culpa del moho negroEste niño desarrolló un síndrome que lo hace tener alucinaciones, y todo por culpa del moho negromakasana photo / Shutterstock.com

En este caso, el síndrome se desencadenó a causa del moho negro, un tipo de moho muy tóxico que puede provocar afecciones respiratorias, de la vista, de la piel e incluso graves problemas neurológicos y mentales. Este tipo de moho puede aparecer en nuestros hogares, por eso debemos estar muy atentos para eliminarlo lo antes posible.

La madre de William ha hecho un llamado a difundir información acerca del PANS, desconocido por muchos. Expresó su preocupación de que muchos niños, al igual que su hijo,  pueden ser bicados de manera errónea en unidades psiquiátricas, cuando podrían recibir un tratamiento temprano con antibióticos para tratar este síndrome.

La secretaria de la Organización PANS/PANDAS UK, Vicky Burford, expresó:

Lo principal es lograr que los médicos reconozcan esta condición y la traten con antibióticos. Frecuentemente, los niños con PANS no presentan los signos normales de una infección, tales como temperaturas altas o irritación de la garganta. La infección afecta al cerebro en vez de al cuerpo.

En el caso de William, los síntomas más notorios fueron los cambios en su comportamiento, que lo tornaron muy violento y agresivo. Comenzó a desarrollar fobias irracionales y pequeños tics, hacía sonidos extraños y veía alucinaciones. Además, no comía ni dormía bien. Su rendimiento en la escuela bajó considerablemente y su caligrafía pasó a ser incomprensible.

Todos estos son típicos síntomas del PANS, además de ansiedad, depresión, ataques de pánico y pérdida del habla. Es importante estar atentos si un niño presenta algunos de estos síntomas, pues podrían confundirse con otras condiciones mentales. Actualmente existen varias organizaciones que velan por difundir información acerca de cómo diagnosticar y tratar el PANS.

Para poder confiar en que un niño obtenga un diagnóstico correcto, sobre todo cuando se trata de trastornos del comportamiento, es importante:

  • Estar muy atentos a los síntomas. Muchas veces los niños no logran expresar lo que están sintiendo. Debemos prestar mucha atención a su comportamiento.
  • Consultar con los expertos. Si tu hijo presenta cambios drásticos en su manera de ser, sobre todo si son repentinos, debes consultar a especialistas en el área y realizar todas las pruebas necesarias.

Este niño desarrolló un síndrome que lo hace tener alucinaciones, y todo por culpa del moho negrosfam_photo / Shutterstock.com

  • No quedarse con una sola opinión. A veces los médicos pueden pasar por alto algún detalle o no considerar algunos aspectos y, por ende, emitir un diagnóstico incorrecto. Siempre es recomendable consultar varias opiniones para estar seguros.

Además de esto, hemos visto la importancia de tomar en cuenta las recomendaciones de seguridad y de higiene en el hogar, pues podemos estar expuestos a grandes peligros dentro de nuestra propia casa y sin siquiera imaginarlo.

Fuente: Daily Mail

Quizá te interese: Terrores nocturnos en niños: un trastorno del sueño diferente a las pesadillas que se debe tratar