FAMILIA Y NIÑOS

Pudo haber salvado su vida, pero prefirió sacrificarla para salvar a sus hijos de un incendio

Date October 12, 2018 19:26

Una mujer de Rock Hill en California del Sur, Estados Unidos, murió en un incendio en su casa cuando volvió a entrar a ella en un esfuerzo por salvar a sus hijos.

Yolanda Robinson, de 35 años, y su esposo, Latavuis Isom, de 34 años, se casaron hace poco tiempo. La pareja había mantenido una relación de muchos años en la que tuvieron cinco hijos juntos. Los niños, todos varones, era la razón de ser de esta familia: Taquavious de 8 años, Delance de 7 años, Jacartier de 5, Omega de 4 y Dallas de 2.

 

Julia Hall, vecina y amiga de Robinson, relato como fueron los hechos de esta tragedia que conmovió a todo un vecindario:

Yolanda hizo algo que cualquier padre haría: tratar de salvar a sus hijos. Fue una gran madre. Ambos eran buenos padres. Esto es simplemente devastador. Ella amaba a sus hijos con todo su corazón.

 

El padre de los muchachos corrió con mejor suerte que su esposa, pero su condición es grave, dado que sufrió quemaduras muy severas. Lamentablemente, su estado sigue siendo crítico después de pasar por una cirugía en un centro de quemados de Augusta, Georgia.

Los tres niños más pequeños, aunque se encuentran estables, también se vieron muy afectados al haber sufrido quemaduras de tercer grado en gran parte de su cuerpo.

 

Quizá te interese: Durante un tiroteo, esta niña decidió servir como escudo protector de su hermanito ¡y le salvó la vida!

 

Los dos niños mayores, que fueron rescatados por un vecino, fueron llevados al Carolinas Medical Center en Charlotte, según informaron familiares y funcionarios.

Los vecinos dijeron a los funcionarios del Departamento de Bomberos de Rock Hill que Robinson inicialmente escapó del incendio, pero regresó a la casa para recoger a sus hijos. El vocero de esta institución, Mark Simmons, emitió un informe inicial del incendio en el que indicó que el fuego comenzó a las 11:15 pm aproximadamente.


Los bomberos entraron en la casa en llamas y encontraron a los tres niños más pequeños en el pasillo, dormitorio y la sala de estar, los rescataron y llevaron afuera. Por su parte, Latavuis Isom fue encontrado en un pasillo.

En definitiva, el amor de una madre es tan grande que va más allá de su vida misma. El gesto de Yolanda fue una muestra de ello y se despidió de este mundo de una forma trágica, pero como toda una heroína. 

Fuente: The Herald

Quizá te interese: Este indigente arriesgó su vida para salvar la de un niño durante un peligroso incendio